Si te sientes cansada y con hambre puedes estar deshidratada. ¡Toma agua!