*


Smoothies para olvidarte del frío

Por Julia Salinas
enero 8, 2018

Una opción sana para esta época de frio

¿A quién se le antoja preparar un batido frío como el hielo en los meses de invierno? Seguro que a muchos no. Sin embargo, un licuado es fácil de preparar, simple y lleno de nutrientes para empezar tus mañanas de la mejor manera por lo que estas opciones pueden resultarte más apetitosas para el frío. Se que suena un poco raro, pero realmente no tienen que saber a sopa; elije sabores de como de avena/nuez o sabores afrutados frescos para lograr un mejor licuado y recuerda no agregarles azúcar (un exceso de frutas tampoco es bueno) si te gusta lo dulce, endulza con dátiles o con sustitutos de azúcar y siempre complementa tu desayuno con algo de proteína, como por ejemplo un huevo, yogurt griego o rollitos de pechuga de pavo.

Smoothie de avena con cocoa.
Este licuado es cremoso y ligeramente dulce, pero con un toque de cafeína, más algunas semillas, nueces y avena, ideal para un día ocupado.

Ingredientes:
2 cucharadas de cocoa natural sin azúcar o cacao nibs.
240 ml (1 taza) de leche light o lechada de almendras.
30 ml de café expresso (puedes agregar más).
2 cucharadas de hojuelas de avena naturales.
5 fresas.
3 almendras.
1 cucharadita de semillas de chía.
2 cucharadas de agua fría.

Instrucciones:
Calienta en el microondas la leche junto con el café y la cocoa hasta entibiar la mezcla.
Coloca la avena, la fruta, las almendras, las semillas de chía, el agua y aprox. un quinto de la mezcla de leche a tu licuadora. Verifica que no este muy caliente la mezcla antes de licuar.
Licúa por un minuto hasta que las hojuelas de avena y chía se hayan incorporado por completo.
Calienta aún más el resto de la mezcla de leche hasta que esté caliente, pero no hirviendo.
Vierte la mezcla de avena en tu taza y agrega la mezcla de leche con chocolate.
Sirve y disfruta.

Smoothie verde caliente.

No te asustes, esta receta será jugosa, refrescante y con un toque de dulce; además de ser licuados ligeros que no son lo suficientemente gruesos como para hacerte sentir que te estás bebiendo una sopa cremosa con popote.

Ingredientes:
1 taza de hojas de Kale o espinacas.
1 manzana dulce. La que más te guste.
1 taza de té verde o matcha caliente.
1 cda de splenda granulado o cualquier endulzante sin calorías.
½ cucharadita de canela molida.

Instrucciones:
Coloca las hojas de espinacas o kale y la manzana en la licuadora, agrega un chorrito de agua fría y una quinta parte del te verde matcha ya preparado.
Licúa por un minuto o dos hasta incorporar todo por completo.
Vierte el batido en una taza y mezcla con el resto del té verde matcha. Decora con canela encima y disfruta.

¡Bajo advertencia no hay engaño! Recuerda que muchas veces al llenar la licuadora con líquidos calientes, la tapa se puede botar debido a la presión acumulada. Estas recetas requieren un poco de la leche/agua tibia para agregar los otros ingredientes junto con agua fría antes de licuar. El resto de la leche o líquido caliente se agrega después de batirla.

 
herramientas
También te interesa

Deja los refrescos

6 tips para dejarlos y con qué hacerlo

Relájate con tequila

Hazte un masaje utilizando tequila

Deja un comentario