Este es uno de los tés que te pone guapa. No solo porque sabe delicioso, sino porque desintoxica y además baja los niveles de azúcar en la sangre. Desde que comencé a tomar todos los días mi té de jengibre, me sentí de maravilla y con cara de niña de 15 años. ¡Bueno!, estoy exagerando, pero mi cara se ve descongestionada, mi piel divina y ¡me veo más joven!

Ahora encontré esta modalidad, un té con la misma base pero con más ingredientes. El jengibre desintoxica y es maravilloso para la digestión; la cúrcuma (turmeric), limpia el hígado; la pimienta cayena, calienta el cuerpo, lo que la hace termogénica, es decir, ayuda a quemar grasa y además acelera el metabolismo; la canela, es desinflamatoria y favorece a bajar los niveles de glucosa.

Para decirlo más fácil: es un té herbal detox que no contiene cafeína y, por lo tanto, lo puedes tomar todo el día sabiendo que no te va a acelerar.

Ingredientes:

  • 1 trozo de raíz de jengibre
  • 1 cucharadita de cúrcuma (turmeric)
  • 2 rajas de canela
  • ½ cucharada de pimienta cayena
  • 1 cucharada de miel de abeja
  • jugo de medio limón

Instrucciones:

  • En 6 tazas de agua, agrega jengibre hasta que el agua hierva. Llévalo a fuego bajo y añade la canela, la cúrcuma y la pimienta cayena. Déjalo a fuego lento 10 minutos.
  • Cuélalo en una jarra y agrega la miel y el limón.
  • Tendrás mucho té para tomar durante el día ya sea frío o caliente.

La cúrcuma y la pimienta cayena las puedes encontrar en tiendas especializadas o naturistas como Green Corner, Hansa e incluso en mercados.