La inflamación de los ojos es una retención de líquidos  y lo importante es lograr que esa agua se remueva. Las ojeras no son especialmente perjudiciales para la salud, pero si afectan nuestra imagen. Y lo que muchas no saben es que también pueden ser resultado de falta de nutrientes.

Vitamina K
La vitamina K se produce en el hígado y es un elemento esencial para la coagulación de la sangre y reduce el deterioro natural de la piel, por lo que una deficiencia de esta vitamina podría acentuar las ojeras.

Incluye en tu dieta hojas verdes, como las acelgas, lechugas, brócoli y espinaca para mantener tus niveles de vitamina K siempre altos.

Vitamina E
La vitamina E  tiene propiedades antioxidantes que hacen que la piel retrase el envejecimiento causado por la oxidación celular. Por ello, ayuda a  disimular las ojeras desinflamándolas.  Está presente en legumbres y frutos secos, también aplica una crema rica en vitamina E.

Vitamina C
La vitamina c es un gran antioxidante que reduce la posibilidad de que se acumulen toxinas debajo de los ojos y que causan círculos oscuros e inflamados.

Consume muchos cítricos como guayaba, piña, naranja, toronja y antioxidantes como frutos rojos. Además aplica una crema para contorno de ojos a base de vitamina C.