Aunque tomado es muy bueno porque desintoxica el organismo, usado en la piel funciona perfecto, gracias a su poder antioxidante que protege y regenera. 

A continuación te explicamos todos los beneficios del té verde en tu rutina de belleza.

¿Por qué usar té verde en tu beauty routine? 

Seguramente ya has escuchado que tomar té verde diario es bueno para la piel y, en general, para todo el cuerpo. Lo que no sabías es que ponértelo también te traerá beneficios. Utilizado en fórmulas cosméticas, bloquea la aparición de líneas de expresión, restaura y activa las células que regeneran la piel. La razón es que es rico en un tipo de polifenoles llamado catequinas. Son antioxidantes más potentes que los de la vitamina C y E. ¡Y en el té verde abundan! Contiene 25% de catequinas, mientras que el té negro solo cuenta con 4%. Gracias a su poder antimicrobiano y a sus propiedades curativas, es útil en los tratamientos de rosácea y anti acné. De ahí que en Japón, las mujeres lo convertían en una especie de elixir casero para tratar las imperfecciones, calmar irritaciones y mejorar la piel.

Ayuda a reducir la producción de grasa, tiene beneficios anti-aging y deja la piel nutrida sin imperfecciones. Por si fuera poco, si te pones cremas con este ingrediente, se refuerza la barrera de protección natural de la piel, reduciendo la respuesta antiinflamatoria, calmando y mejorando su aspecto, debido a la cafeína, los taninos y los minerales que contiene. 

Aunque funciona en cualquier tipo de piel, si la tienes mixta o grasa es el ingrediente perfecto, porque te ayuda a controlar el exceso de grasa y al mismo tiempo absorbe el brillo de la piel. Es muy importante que sepas identificar bien cuáles productos tienen té verde, ya que existen muchos nombres. Si en la etiqueta lees que tiene té camellia, camellia assamica, camellia sinensia o catequina, cómpralo, porque todos son sinónimos. Hay quienes dicen que el té negro y el Oolong tienen los mismos beneficios porque vienen de la misma planta (Camellia sinensis), pero son completamente diferentes por el proceso de fabricación que reciben para convertirse en tés. En el caso del verde, las hojas se dejan secar al vapor y se fermentan. Debido a eso no se altera su composición química y se mantienen sus propiedades. 

 

BENEFICIOS DEL TÉ VERDE

  • Quita imperfecciones. No solo desintoxica al organismo, sino que también lo hace con la piel. De esta forma es más fácil curar los barros y mejorar el proceso de cicatrización porque reduce la inflamación que producen las bacterias. 

 

  • Disimula arrugas. El té verde está vinculado con la renovación celular, según un estudio del departamento de Biología Oral del Medical College of Georgia. Su extracto ayuda a eliminar radicales libres y a reactivar la renovación celular. 

 

  • Reduce ojeras. Su mezcla de antioxidantes y taninos (un astringente natural) es excelente para desinflamar el contorno de ojos y minimizar los vasos sanguíneos responsables del cambio de coloración.

 

  • Trata el acné. Las catequinas ayudan a combatir las bacterias que causan el acné a nivel intracelular, como lo comprobó un estudio publicado en el Journal of Investigative Dermatology. 

 

  • Elimina irritaciones. Te ayuda con cualquier irritación en la piel porque tiene cualidades antiinflamatorias que la calman. El Experimental Dermatology Journal publicó un estudio en el que demostró los efectos calmantes que tiene el té verde en pieles con psoriasis. 

 

  • Calma quemaduras. En la publicación Skin Research and Technology se concluyó que los filtros solares que contienen GTE (componente del té verde) tienen efectos fotoprotectores en el proceso de fotoenvejecimiento.