*


Aquí algunos consejos para mantener el PH de la piel.

Por Eugenia Debayle
marzo 25, 2018

Como mantener el pH de la piel

La piel tiene un tejido entre la dermis y epidermis que se conoce como “manto ácido” por tener un nivel de pH ligeramente ácido. Es la película natural que la protege y que es producida por las glándulas sebáceas y sudoríparas. La piel sana tiene un pH 5.5 con una leve tendencia ácída para proteger la superficie de la epidermis de ciertos microrganismos. Cuando nuestro manto ácido se ve afectado, nuestra piel pierde humedad y genera tendencia a infecciones y daño. Es fundamental no dañar nuestro manto ácido porque eso acelera el envejecimiento de la piel.

El pH de la piel humana varía entre 4.5 y 5.9. Después de un lavado, la piel tarda de una a dos horas en retomar su nivel normal  Si se produce un cambio en el pH que no es inmediatamente compensado, la piel produce más ácido.

Cuando el pH de la piel es más alcalino, se produce dermatitis y prurito. Si una persona se lava demasiado frecuentemente con jabón corriente tendrá una piel más alcalina y estará propiciando el crecimiento de bacterias por desprotección de la piel.

Aquí lo que tienes que hacer para mantener el pH de tu piel:

1. No lavar demasiado:

Al lavar la cara demasiado, provocamos resequedad e irritación. Es recommendable lavar la cara dos veces al día si eres de piel grasa (mañana y noche) y una vez al día si tienes piel seca, normal o mixta. Debes usar limpiadoras suaves, de preferencia sin Lauril Sulfato de Sodio (SLS) y que no sea abrasivo para proteger el pH. Yo me limpio una vez al día por la noche y en la mañana solo enjuago con agua fría o quito exceso de grasa con agua micelar.

2. Bye a la extrema exfoliación:

Exfoliar es importante para remover las células muertas que se acumulan en la superficie de la epidermis. Es bueno exfoliar con productos que contienen AHA o BHA dos veces a la semana. No recomiendo aplicar este proceso tan seguido. También hay que ser cuidadosas con sistemas caseros porque pueden irritar la piel. El acné y lo granos pueden salir por exagerar en la limpieza y exfoliación, ya que estás removiendo los lípidos naturales y dejas sin protección alguna la piel.

3. Poco vapor:

El vapor y los saunas a pesar de que son para sacar tóxinas de la piel, pueden dañar la cara, sobre todo a las personas que tienen rosácea o piel sensible, ya que se daña el manto ácido y se pierde humedad. El entrar muy seguido al vapor te provoca arrugas alrededor de los ojos yl a  boca. Y si tienes piel seca, ni lo pienses.

4. No al abuso de tratamientos:

Cuidado con el tipo de tratatamientos que usas. Los productos que contienen altos contenidos de alcohol pueden remover el manto ácido. Muchos medicamentos para acné son muy abrasivos y pueden dañarlo.

5. Evitar limpiadoras con sulfato de sodio (SLS):

No busques la sensación de limpieza extrema que te deja la cara acartonada y sin un ratsro de grasa natural. Evita las limpiadoras que contienen irritantes (SLS). Si te gusta que haga espuma, busca las que tienen como base, ácidos grasos o a base de plantas.

6. Limpiar demasiado en la mañana:

Yo siempre me enjuago con agua, la de la regadera para mí es suficiente. A veces uso Bioderma H20 (agua micelar) para retirar la grasita. Varios estudios muestran que las personas que se lavan la cara con jabón están 50% menos protegidas del sol porque quitan la barrera lípida de la piel.

Limpiar en la mañana debe de ser un hábito para pieles grasas.

7.  Evita remover los lípidos con tu limpiadora:

El propósito de la limpiadora es remover grasa y suciedad para que los poros no se tapen y generen la salida de granos. Cuando usas una limpiadora con SLS, lo más probable es que esos detergentes quiten la grasa benéfica de la piel. Una limpiadora muy fuerte va a alterar el pH de la piel, el nivel de ácidez de tu piel que se supone actúa como barrera para protegernos de bacterias, por eso ves productos que dicen que son para balancear el pH. Si la limpiadora te está dejando reluciente de limpia, la tienes que cambiar.

8. No sobreestimules cuando tu piel no está limpia:

El masaje en exceso cuando tienes maquillaje puede provocar que estés haciendo que la suciedad penetre el poro. El masaje con limpiadora no debe ser más de cinco minutos. Lo que sí recomiendo es que ya con la piel limpia hagas los masajes faciales Tanaka para descongestionar la cara y reafirmarla. La rutina la encuentras aquí.

9. No te laves el pelo después de limpiarte:

Casi todos los shampoos tienen sulfatos (detergente muy abrasivo) que irritan y promueven la salida de granos. Es mejor hacerlo después de lavarte el pelo y dejar que tu grasa natural te proteja.

10. Tónico:

Muchas personas piensan que el tónico es inútil, pero yo difiero. Ayuda a corregir el balance del pH. En lo personal prefiero las aguas micelares como Bioderma H2O.

Piel más bonita en 10 minutos

Dos productos que me gustan mucho son:

  • Jabotiere

Limpiadora facial ácida

Gel de limpieza facial

De venta en Derma

  • Eucerin

Lipid Gel de Baño

pH5

Es para el cuerpo y también me gusta para la cara

De venta en Derma y tiendas de autoservicio

 

 

 

 

 

 

 

 
herramientas
También te interesa

El elemento que todas llevan en las uñas

Ponlo en las tuyas ¡YA!

La silla para olvidarte de la incontinencia

Detéctala y combátela

Deja un comentario