Gozo limpiarme la cara en la noche, además de que me quita el maquillaje y la suciedad, me da la sensación de que me estoy quitando el día de encima. Es algo que me prepara mentalmente para relajarme y descansar. 

Desmaquillarse y dejar la cara limpia antes de ir a dormir es un hábito fundamental para la piel, porque es durante el sueño, cuando el cuerpo se regenera a nivel celular y al tener la cara limpia, estamos permitiendo que respire y absorba de manera óptima nuestro suero o crema. Yo varío los productos que uso para desmaquillarme y limpiar mi cara.

Pero uno que me gusta mucho es el aceite de oliva y lo hago en épocas de frío. Puede sonar como una locura, le tenemos miedo a los aceites porque pensamos que nos va a provocar acné, pero si sabemos cuáles y cómo usarlos, son maravillosos. Esta es una forma de limpieza que muchos expertos de belleza defienden, alegando que ayuda a disminuir barros, quitar años de encima y mantener una piel pareja e hidratada. Si tienes piel mixta, normal o seca te recomiendo que lo pruebes.
Para pieles problemáticas como acné severo, no recomiendo este método, ya que puede empeorar la condición en lugar de mejorarla.

Instrucciones:

  • Aplica un poco de aceite de oliva extravirgen de buena calidad en la palma de tu mano (de preferencia orgánico o el que tienes en tu cocina)
  • Con las yemas de tus dedos masajea suavemente tu piel con movimientos circulares
  • Moja una toalla y colócala en el microondas 30 segundos para que se caliente
  • Coloca la toalla sobre la cara (cuida de no quemarte)
  • Retira con la toalla húmeda y caliente el aceite, vuelve a repetir (yo lo hago 2 veces)
  • La cara queda limpia, suave y luminosa
  • Después de 3 minutos puedes limpiar con agua micelar. (A mi me facina Bioderma Senibio H2O para piel sensible)
  • Aplica tu suero y crema después de esta limpieza

Nota: Puede que los 2 primeros días experimentes puntos blancos. Nos es mala señal, más bien significa que están saliendo para limpiarse.