Cada día hay más y más marcas y productos de belleza, el universo para elegir una es ¡enorme! A pesar de ello, existen algunas que con el paso del tiempo siguen posicionándose como las mejores, considerados como productos de culto. Detrás de estas fórmulas icónicas existen estudios e investigaciones que respaldan su efectividad. La Mer es una de esas marcas que tienes que probar por lo menos una vez en la vida.

El producto de skincare más icónico de la marca es Crème de La Mer. El poder está en las algas marinas, la fórmula secreta fue creada por el Dr. Max Hubert en 1965 y hoy sigue siendo un enigma en el mundo de la cosmética.

La-Mer

Este físico sufrió un accidente mientras hacía un experimento que le provocó quemaduras graves. Al no encontrar solución a su problema decidió crear su propia fórmula. Le tomó 12 años y más de 6 mil experimentos para perfeccionarla, al final logró un fermento rico en nutrientes que le da energía a la piel para renovarse por si sola. Y todos los productos de La Mer tienen este componente, es por ello que son reconocidos por su potente poder regenerativo. ¡Lo más importante! No te preocupes por el mar, La Mer siempre se ha dedicado a proteger y preservar el hábitat a través de la iniciativa Blue Heart.

La textura de la crema si es súper rica y untuosa por eso tienes que calentarla con tus manos y aplicarla con ligeras presiones. Inmediatamente después de utilizarla sientes como la piel absorbe todos los nutrientes, se calma e hidrata al instante. No lo podemos negar, es una inversión para tu piel pero sin duda te vas a enamorar (la crema va de los 3,900 a los 10,700 pesos) así que si es la primera vez que pruebas la marca, el producto elegido debe ser Crème de La Mer para una hidratación profunda. Por otro lado, si ya la usas y quieres probar otro producto, la mejor inversión está en los sueros porque tienen una fórmula más concentrada. Mi favorito es the regenerating serum (7,600 pesos)

Hasta el momento no conozco a alguien que no le guste después de probarla. Eso sí, recomiendo utilzarla solo en la noche ¿Te animas?