*


Desmaquíllate ¡sin dañar!

Por Beauty Team
septiembre 30, 2018

Es más fácil de lo que piensas

¿A poco no? Desmaquillar los ojos siempre nos da flojera y más cuando estamos cansadas o llegamos tarde, pero no es pretexto para descuidar la rutina porque conforme pasa al tiempo, y al igual que el pelo, las pestañas se adelgazan, se parten o se caen.

Para evitarlo te recomendamos lo siguiente:

  • Límpialas siempre, aunque estés muerta de cansancio. Pues si te dejas el rímel puesto, se pueden llegar a romper
  • Si tu rímel es a prueba de agua, usa una loción suave o enriquecida con extractos emolientes. Si prefieres lo natural, busca aceite de almendras o coco.
  • Moja un pad de algodón con tu desmaquillante, cierra los ojos y ponlo sobre las pestañas; déjalo actuar por 10 segundos y deslízalo hacia abajo con suavidad.
  • Hazlo siempre con movimientos descendentes desde la raíz a la punta, repite si es necesario y jamás las frotes ni las talles ¡podrías arrancarlas!

Otra opción, que además te ayudará a que crezcan más fuertes y tupidas, es usar aceite de hueso de mamey. Pero la idea es que no sea el típico de frasco, sino que lo hagas tú misma, ¿cómo? Muy sencillo, para eso necesitas lo siguiente:

  • 2 huesos de mamey
  • 1 recipiente de vidrio
  • 1 frasco de aceite de almendras dulces
  • 1 frasco de aceite de ricino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Instrucciones:

  • Con un cuchillo, haz unos cortes verticales a los huesos (todo alrededor) procura llegar a lo más profundo que se pueda y ponlos en un recipiente
  • Vacía los aceites y déjalos reposar una noche completa; al otro día verás cómo el aceite se pone más espeso
  • Úsalo por las noches después de quitarte el rímel

Con esta receta y en cuestión de 10 a 15 días, tus pestañas estarán más fuertes e incluso largas, aun aquellas que están súper cortas o quemadas.

 

 
herramientas
También te interesa

Bye skinny jeans!

Ahora estos serán tus mejores aliados en otoño

Contra el cáncer de mama

Día contra el cáncer de mama

Deja un comentario