*

 
 

Lo que no sabías que envejece tu piel

Por Karla Estrada
julio 13, 2018

No los hagas

En un especial lanzado en febrero del 2015 por la revista Time titulado “Your Body, The Science Of Keeping It Healthy”, Stacey Colino escribe un artículo muy interesante de las cosas que envejecen la piel.

1. Comes dulce: Si el azúcar es una constante en tu dieta, reconsidérala. Cuando entra al torrente sanguíneo, se engancha a las moléculas de la proteína, incluyendo las que se encuentran en el colágeno. Esto hace que se degraden el colágeno y la elastina, lo que provoca la  flacidez y las arrugas.

Qué hacer: Baja significativamente el consumo de azúcar. No ingieras refrescos ni dulces. Recuerda que el azúcar  también se encuentra en alimentos no tan obvios como el arroz y el pan blanco (se convierten en azúcar).

Si tienes mucho antojo de azúcar, cómete un cuadrito de chocolate oscuro que contenga por lo menos 70% de cacao. Calmará tu ansiedad  porque está lleno de antioxidantes que te protegen de los radicales libres. También ingiere vitamina C, que incrementa la producción de colágeno, come alimentos como papaya, fresas, brócoli, naranja y kiwi.

Toma té de jengibre y canela, que es antinflamatorio y además baja los niveles de azúcar en la sangre.

2. Eres viajera frecuente: En un avión estás mucho más cerca de los rayos UV, lo que explica por qué es más común que pilotos y sobrecargos tengan más posibilidad de desarrollar cáncer de piel. Los rayos penetran los cristales y a ese nivel de altitud son más agresivos. Además, el aire es notablemente más seco.

Qué hacer: Toma mucha agua durante el vuelo para mantenerte hidratada. Evita las bebidas alcohólicas porque deshidratan. Aplica una crema humectante que tenga FPS30 y, si sientes que los rayos están muy fuertes, baja la persiana.

3. Pierdes humedad con los años: Las mujeres que pasan los 40 y aquellas que comienzan a acercarse a la menopausia producen menos estrógeno, el cual estimula grasa y colágeno. Tu piel se va volviendo más flácida, arrugada y seca.

Que hacer: La manera más fácil es usar crema humectante en la cara y cuerpo en la mañana y en la noche. Busca texturas densas, ya que van a atraer humedad del aire y la van a sellar en tu piel. Sé generosa y aplica una capa gruesa.

4. Subes y bajas de peso: Si eres muy delgada, subir un par de kilos va a rellenar tu piel, pero si tienes sobrepeso corres el riesgo de que tu cuerpo genere más insulina y cortisol, ambos debilitan las fibras de colágeno. Estar cinco kilos arriba de tu peso recomendado puede generar flacidez en tu piel. Si subes y bajas constantemente con dietas yo-yo, afectas la elasticidad de tu piel porque la estiras y aflojas con frecuencia y es cuando comienzan a aparecer la flacidez y las estrías.

Qué hacer: Ponte el objetivo de mantenerte en tu rango de  peso.

5. Estás tensa: El estrés te envejece porque tus niveles de cortisol se incrementan y reducen la capacidad de la piel para regenerarse.

Qué hacer: El mejor antídoto es el ejercicio. Hacer yoga, tai chi y caminar son maravillosos reductores de estrés porque incluyen un aspecto meditativo.

6. Estás deprimida: La depresión está asociada con la reducción en la producción de la hormona de crecimiento lo cual impide que la piel se regenere durante el sueño. Además, cuando te sientes deprimida, lo último que quieres es cuidarte.

Qué hacer: Cuando estás deprimida debes tener la voluntad de aliviarte y tomar los pasos necesarios para sentirte mejor. El “echarle ganas tú sola” difícilmente te ayudará. Haz ejercicio, es el mejor antidepresivo natural. Busca ayuda con un especialista en el tema, puede ser un psiquiatra. Ya que la depresión, en muchas ocasiones, es química y necesitas medicamentos. También puedes buscar un psicólogo para platicar y descubrir qué te está haciendo sentir así.

7. No duermes: Dormir es uno de los grandes retos del siglo XXI. ¡Dormir!, es fundamental porque es el momento más significativo de la regeneración celular.

Qué hacer: Ponte como objetivo dormir entre siete y ocho horas. Apaga computadoras, televisión y cualquier aparto electrónico media hora antes de dormir porque son sumamente estimulantes. Aplícate unas gotitas de aceite de lavanda en muñecas, tobillos y frótalo en las palmas de las manos y después huélelo. Respira profundamente y relájate.

8. Entrenas maratónicamente: Sin duda, hacer ejercicio es una de las fuentes de juventud, pero cuando expones a tu cuerpo a ejercicios por periodos muy largos, ya sea correr o andar en bicicleta, los rayos UV dañan el colágeno de tu piel.

Qué hacer: El envejecimiento prematuro de la piel es muy común en atletas de alto rendimiento. Usa protector solar y reaplícalo todo el tiempo. Ponte ropa que te cubra cuello, brazos y piernas.

Fuente: “What´s aging your skin” por Stacey Colino para el especial “Your body, the science of keeping it healthy” de la revista Time.

 
herramientas
También te interesa

Plátano, el nuevo ingrediente en tus productos

¿Lista para amarlo aún más?

Tus preguntas sobre dietas, respondidas

¡NO MÁS DUDAS!

Deja un comentario