*


Cambios que Diciembre pudo causarte

Por Michelle Sendra
enero 3, 2018

El mes decembrino puede traer más que regalos

Diciembre es un mes que nos causa sentimientos encontrados. Por un lado lo amamos, pues llega la Navidad, el Año nuevo, la convivencia, las fiestas y los regalos. Sin embargo, con toda esta felicidad y emoción que nos causa el último mes del año, también llegan cambios en nuestra rutina, cambios en nuestra alimentación, y por lo tanto, cambios en nuestro organismo.¿Te sentiste más pesada? ¿Te salieron más granitos?  ¿Estás muy reseca?

Posiblemente nunca lo relacionaste, pero muchos de estos cambios son provocados por el ambiente, el clima, y nuestra alimentación durante el mes decembrino, y por ello, te decimos qué pasa, por qué y cómo remediarlo, pues ya es momento de regresar a la realidad.

  • Resequedad

    ¿Tienes los labios resecos o partidos? ¿Sientes la piel muy reseca sin importar lo que hagas? Estos son sólo algunos de los síntomas que el frío decembrino puede causar en nuestro cuerpo. El pelo también puede sentirse más quebradizo y sensible y eso se debe a que el frío causa que los capilares de la piel y el cuero cabelludo se contraigan, lo que provoca menos oxigenación y menos irrigación. Es por eso, que en diciembre muchas veces tenemos la piel más apagada y opaca. También, el frío causa que se retrase el proceso de renovación celular, lo que provoca que sintamos la piel con más tirantez o acartonada. Tranquila, con el aumento de temperatura este proceso se va disminuyendo, pero si quieres adelantar este proceso te recomendamos un limpiador hidratante, una crema para cuerpo y cara de hidratación extrema y un shampoo con ingredientes como aguacate o coco, que dan mucha hidratación y brillo.

    Nerium / Double Cleanse $750, De venta online.
    Neutrogena / Water Gel, de venta en tiendas departamentales, $550.
    Nuxe / Crème de Beauté Fraiche, de venta en tiendas departamentales.
    EOS/ bálsamo labial, de venta en tiendas de autoservicio, $79.
    Clarins/ Crème Riche Désaltérante, de venta en tiendas departamentales.

  • Rojez

    El frío de diciembre causa que la capa protectora de la piel se reseque, lo que causa que la capa más superficial se note más roja y sensible. Para evitar esto, te recomendamos una crema con humectación extrema, protector solar, agua termal, sueros y productos calmantes. Estos al mismo tiempo de hidratar, relajarán y calmarán la piel.

    Bioderma, Línea SensiBio, de venta en farmacias dermatológicas.
    La Roche Posay, Lait Demaquilliant Physiologique, de venta en farmacias dermatológicas.

  • Acné

    Es típico, nunca tenemos granos, pero apenas llega la navidad y parece que con la grasa de la comida, surge la grasa en nuestra piel. Debemos entender que la comida decembrina es muy pesada, y pocas, pero muuuuy pocas veces tiene algo de “light” así que si no tenemos un balance, esto puede desencadenarse en brotes y granitos en la cara. Te recomendamos tomar mucha agua y equilibrar tu alimentación; Si sabes que vas a tomar y comer muy pesado en la noche, procura comer verde y ligero durante el día. Además, si los granitos ya surgieron, la limpieza es esencial. No te olvides de lavarte la cara todas las noches, aplicar un tratamiento en los brotes y calmar de vez en cuando con agua termal. Por nada del mundo duermas maquillada, pues además de que añade edad a la piel, tapa los poros y no deja respirar a la dermis. Lo que resulta en más brotes.

    Dr.Jart / Waterdrop, $750. De venta en Sephora.
    Clinique / Anti Blemish Solutions, $350. de venta en Sephora.
    Neutrogena / Ultra Gentle Daily Cleanser, $450. de venta en tiendas de autoservicio.
    Eucerin / Oil Free Sun Cream, $300. de venta en farmacias.

     

  • Inflamación

    Pavo, romeritos, pasta, champagne, vino, sidra y muchas muchas galletas y dulces son algunos de los alimentos que predominan en nuestra dieta durante el mes de diciembre; y aceptémoslo, por lo general las pocas vacaciones que tenemos no las usamos para desquitar el gym, sino nuestra cama y netflix, o convivir con la familia o salir. Es por eso, que aveces nos sentimos “abotagadas”, pesadas e inflamadas, pues la grasa de la comida causa que nuestro organismo se inflame. Si quieres evitar este proceso tan molesto, la hidratación es clave, come muchas verduras y alimentos con fibra, además de que intenta por lo menos caminar 15 minutos al día; Esto causará que tu cuerpo trabaje y procese todo de forma mucho más fácil y ligera.

 
herramientas
También te interesa

5 hábitos que maltratan tu pelo

Tenemos la solución para bad hair days

La fórmula para mezclar sueros

No es tan difícil como suena

Deja un comentario