Las fiestas terminaron hace días, pero la piel de tu cara no lo siente así. ¡Pues cómo! Te desvelaste más de una  vez, estuviste en mil lados, seguramente anduviste deshidratada, comiste de todo y no necesariamente poquito, ¡no pasa nada, eran las fechas! Pero, ¿qué estás haciendo ahorita para darle un merecido respiro a tu piel? Si pensaste más de tres segundos en la respuesta, entonces te urge seguir leyendo.

Beauty routine para después de las fiestas

  • Duerme tranquila y despierta fabulosa

Después de la diversión, viene la calma; esto aplica literal cuando hablamos de la piel de tu cara y es que ya va siendo hora de que pongas atención en su cuidado, acuérdate que piel, solo tienes una ¡ya te toca consentirla! Para lograrlo te súper recomendamos ser constante en la limpieza de tu cara tanto de día como de noche, nada de que regresas tarde y te duermes maquillada, ¡olvídalo ya!

Pues justamente eso, es  uno de los puntos que evita que luzcas una cara sana, ya que con de esa forma promueves la acumulación de sebo para que te salgan esos molestos brotes, espinillas y el brillo que arruina tus mejores fotos.

Así que consigue un shampoo y una poción especiales para esa zona de tu piel y comienza a notar las diferencias desde ya.

  • Tómate la exfoliación como algo serio

A veces se nos olvida que nuestra cara necesita más que solo lavarla y maquillarla para estar preciosa. Por eso te recordamos que implementar la exfoliación en tu rutina de skincare se convierte en un punto clave. ¿Cómo puedes hacerlo? Sencillo, asegúrate de utilizar un exfoliante con ingredientes naturales que no irriten tu piel, puedes utilizar los de ASH que son perfectos para combatir los síntomas de pieles grasas ya que reducen de forma considerable la producción de sebo cutáneo.

Otro tip que te damos es exfoliarte una vez a la semana debido a que la renovación celular dura de 21 a 28 días y para asegurarte que el exfoliarte es adecuado para tu tipo de piel haz la siguiente prueba en el dorso de tu mano: aplica una ligera capa de producto con un poco de agua utilizando las yemas de tus dedos. Si te irrita, ¡no lo uses!

  • No te olvides de la humectación

A veces cometemos el error de saltarnos esta parte cuando tenemos la piel grasa, el secreto de este paso está en encontrar el humectante perfecto, ¿cuál? El que no contengan aceites ni tenga una textura pesada, pues estas son más propensas de obstruir tus poros.

Tip extra: busca productos que contengan tea tree oil que es un antibacterial natural que evita el brillo y la producción de sebo cutáneo. Este ingrediente lo puedes encontrar en los productos de ASH, que además contienen “3R Effect” que ayuda a regular la grasa, inflamación y restaura la microflora de tu rostro.

Lo mejor es que la línea de esta marca está conformada por seis productos: shampoo facial, loción facial astringente, suero facial, tratamiento concentrado para brotes, exfoliante para la cara y cuerpo más una mascarilla peel off para esas veces que quieres un plus en tu rutina.

Ahora a que ya lo sabes, implementa los productos que tu piel necesita a tu rutina y prepárate para lucir una piel sana, bonita  y sin brillo.