Si creías que tu plancha de pelo servía únicamente para alisarlo, estás muy equivocada. Con esta herramienta puedes crear varios estilos que seguramente vas a querer probar. Además de ser muy sencillos, practicándolos te volverás toda una experta.

  • Moño/ Bun /Chongo: Seguro piensas que no tiene caso usar la plancha porque vas a recogerlo, pero ondularlo antes, permite que se quede bien enrollado y que los pelitos sobrantes no se vean fuera de lugar.

     

  • Ondas al agua: aunque puede parecer complicado, es súper sencillo de hacer y no necesitas más herramientas. Divide el pelo en mechones delgados. Ve tomando uno por uno y pasa la plancha por encima girando en distancias cortas para crear este tipo de marcas. Utiliza un fijador al final para obtener mayor definición.

  • Ondulación «Natural»:Si quieres conseguir un look desenfadado pero con mucho estilo, solo debes hacer algunas trenzas “flojas” en todo tu pelo, posteriormente pasar la plancha varias veces sobre ellas. Suéltalas al terminar y peina con tus dedos.

  • Rizos largos: Este peinado es perfecto para las mujeres románticas y también se conoce como “Tirabuzón”. Separa tu pelo en mechones pequeños,“engancha” cada uno de ellos desde la raíz y cierra la plancha. Gírala antes de deslizarla al final de cada mechón.