Tener unas cejas cuidadas es básico para verte bien. Las cejas enmarcan tus ojos, tu mirada y tu cara entera, ¡hacen toda la diferencia! Es importante ponerles atención y darles el cuidado que necesitan. Pero cuando por fin decides empezar a cuidarlas, hay muchas cosas que pueden salir mal. Aquí los problemas más comunes y algunos tips para resolverlos.

Relacionado:
Oro en el pelo

Problema 1: cejas delgadas
Si eres de las que se depila las cejas sola, seguro las tienes disparejas o demasiado delgadas. Para empezar necesitas 3 meses de recuperación, durante ese tiempo no las toques, solo peinalas. En las noches aplica un suero que acelere su crecimiento. Y después ve con un especialista para que les dé forma.

Tip: cubre las partes disparejas con polvo o con gel. Asegúrate de que tu producto vaya con el color de tus cejas o un tono más claro.

Problema 2: te están saliendo granitos en la zona
Este problema puede ser causado por un exceso de grasa o de células muertas que están tapando el folículo piloso de la ceja. También puede ser a causa del maquillaje o una reacción a algún producto.
Para controlarlo, desmaquilla muy bien y exfolia una vez por semana.

Problema 3: tienes algunas canas
Con la edad se va perdiendo melanina (responsable de la pigmentación), por eso salen canas y seguro puedes encontrar una que otra en tus cejas.
Para eliminarlas, pide que te las pinten cuando te pintes el pelo o utiliza un gel con color.