Por Lucía Ortega

Llevo toda la vida con el pelo chino y no puedo creer que hasta mis 29 años aprendí cómo lucirlos. Siempre le tengo miedo a cortarme el pelo porque siento que nadie entiende cómo cortarlo y siempre salgo con una lagrimita en el ojo y sintiendo que me raparon. Esto de “raparme” lo entiende cualquier china que, al cortarse .5 cm de largo, su pelo rebota y parece que les cortaron 20 cm. Es horrible ese sentimiento, pero por primera vez no me sentí así.

Karla, nuestra editora general, me contó de un salón en CDMX, Urban Hair, que se enfoca en el pelo chino. Rebeca y Sharon, las fundadoras, sentían que nadie entendía a los chinos y tomaron cartas en el asunto. Yo también tomé cartas e hice una cita para visitarles.

¿Cómo empezaron?

Lo primero que hacen es un diagnóstico de tu pelo. Te preguntan sobre tu rutina y tus necesidades y meten un pedazo de tu pelo en un vaso de agua para probar su porosidad. Debería flotar justo en medio y el mío no pudo haber flotado más arriba… FATAL. Me explicaron que el pelo chino (aunque la gente piense lo contrario) es un 30% más débil que el lacio, por lo que debe tener cuidados extras, y al usar productos con parabenos, sulfatos y siliconas, nuestro pelo no puede respirar.

Entendí lo que me decían y dejé que me cortaran el largo que ellas consideraran necesario. Me dijeron que el pelo chino no se corta en capas, se desvanece y se corta en seco para que se note la forma que va tomando. Ya cortado, me pasaron a la zona de lavado y me hicieron un détox para regresarle la hidratación. Me presentaron y aplicaron su línea de productos 100% mexicanos, con consejos para poder seguir la rutina en casa. (TIP: En la regadera, separa tu pelo en secciones y aplica los productos de punta a cabeza… ya con el producto en el pelo, lava haciendo movimientos de “crunch” con tus manos y ve formando tus chinos con esto).

Urban Curls

 

Aplica la crema de peinar y el gel directo al pelo mojado y deja que tus chinos se vayan formando. Ya fuera de la regadera seca tu pelo con una toalla de microfibra. (*MUY* importante, la toalla de algodón le quita la hidratación a tu pelo, la de microfibra sólo le quita el exceso de agua). Tienes que dejar que tu pelo se seque solo, no debes de estar tocándolo todo el día ni cepillándolo mil veces, él solito va tomando forma.

Enseguida se notó lo sano que quedó mi pelo post-detox. Era otro por completo. Me llevé todo el kit de productos a casa (junto con la toalla, obvio), diario sigo sus pasos yo misma y obtengo un resultado espectacular. Mis chinos están en su mejor momento.

Antes y después

Información
IG: @salon_uhs
Bosques de las Lomas 5813 8413
Santa Fe: 5292 2582
Polanco: 2124 5197