*

 
 

Si quieres bajar de peso come grasa

Por Karla Estrada
agosto 3, 2015

La importancia de comer grasa buena.

774x416 (39)
Por Dra. Patricia Restrepo
¡Pues estamos hechos de grasa! Dependemos de ella para vivir, para pensar, para rendir y para tener un metabolismo maravilloso. Y a pesar de esto seguimos viendo el mercado inundado con productos light, sin grasa, fat free, bajos en grasa, etc…. Y continuamos pidiendo la comida sin grasa al cocinarla.  Lo mas triste, es que desde que empezamos esta tendencia “fat-free”, no solo hemos subido el peso promedio de la población, sino también las tazas de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, senilidad han aumentado y podríamos continuar la lista.
Pero si vemos el mecanismo de acción de nuestra fisiología y la grasa, tiene sentido que si la eliminamos, sacrificamos nuestro cuerpo. La grasa es necesaria y siempre hemos dependido de ella.
Entonces, en vez de evitarla, mejor, cuida el tipo de grasa que comes, y cuida que este sea de verdad.  ¿A que me refiero de verdad?  A una grasa que venga de la naturaleza en su forma original.  Por ejemplo, la margarina, el aceite de soya, el aceite de maíz  el aceite vegetal, el aceite de canola, etc no vienen de la naturaleza así que evítalos.  ¿Cómo podrías sacarle aceite a un maíz?  ¿Esta difícil, no?  Pues la industria obtiene estos aceites a base de procesos químicos.  Todas estas  grasas altamente procesadas, grasas de mentiras.
Ahora, un aceite de verdad, seria la mantequilla orgánica, ¡si mantequilla!  El aguacate, las semillas, las nueces, el coco.  Estos aceites vienen tal cual de la naturaleza y están ligados en varios estudios a ayudar no solo a nuestro metabolismo, sino a nuestra digestión y protección cerebral.
Come más
  • aguacate
  • coco
  • nueces
  • semillas
  • mantequilla orgánica
Evítalas
  • aceite de canola
  • aceite de maíz
  • aceite de algodón
  • margarina
  • aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados

 

 
herramientas
También te interesa

Cómo la música te afecta a ti y a tu piel

Una relación muy curiosa

Lo que no sabías que envejece tu piel

No los hagas

Deja un comentario