*


¿Qué significan tus antojos?

Por Karla Estrada
mayo 11, 2015

A todas nos pasa que se nos antoja comida que no es saludable, repleta de azúcar, procesada y alta en calorías y grasa. ¿Cómo hacer que todo eso que nos hace subir de peso se nos dejen de antojar? Lo primero es entender por qué se te antojan. Escucha a tu cuerpo, te dará la […]

antojos774x416

A todas nos pasa que se nos antoja comida que no es saludable, repleta de azúcar, procesada y alta en calorías y grasa. ¿Cómo hacer que todo eso que nos hace subir de peso se nos dejen de antojar? Lo primero es entender por qué se te antojan.

Escucha a tu cuerpo, te dará la solución. Aquí algunos alimentos que quizá no puedes evitar y por qué:

 

Chocolate: Puede ser por falta de magnesio, un mineral que produce energía, glucosa y se encarga, en parte, de la actividad muscular. Este hecho es mucho más evidente en todas las que no abandonan el gimnasio. Además, antes de que lleguen esos días del mes, los niveles de magnesio bajan bastante. Por eso el PMS viene acompañado, a veces, de cravings de chocolate.

Solución: Come chocolate oscuro o amargo que tenga por lo menos 70% de cacao. Comer un cuadrito te va a saciar el antojo y, además, le estarás dando a tu cuerpo muchos antioxidantes.

 

Dulces: Tu inclinación por el azúcar refinada es el mejor indicador de que te falta energía. Lo que más se antoja después de un día de mucho trabajo y estrés, es un dulce o algo con mucho azúcar. Lo que pasa es que es un shot instantáneo de azúcar y energía para las células.

Solución: Come una rebanada de manzana con mantequilla de almendra. A diferencia del azúcar simple, esta combinación es un excelente combustible para tus células, ya que previene el post-sugar crash. Te va a devolver la energía que te faltaba y te va a mantener estable.

 

Papas, pretzels, chips o lo que tenga sal: No estás tomando suficiente agua. La sal hace que el cuerpo retenga agua, por eso se nos antoja tanto cuando necesitamos fluidos.

Solución: Toma más agua para mantenerte hidratada.

 

Pan y pasta: Te hace falta un boost de serotonina, la hormona del buen humor. Estos carbohidratos están llenos de ella y por eso, de verdad, nos hacen sentir mejor.

Solución: Un buen baño, leer una novela o tomarte un café con las amigas. Y si esto no es suficiente para evitar el antojo haz algo que te distraiga y te relaje. La próxima vez, antes de prepararte una pasta sólo por antojo, ¡salte a divertir!

 

Hamburguesa: Necesitas hierro. Cuando en tu cabeza lo único que hay es una carne roja, es por falta de hierro y ácido fólico.

Solución: Come proteínas y carnes rojas orgánicas. La carne de hamburguesa de bisonte es mucho más sana y, además, tiene mucho más hierro que una carne normal.

 

 
herramientas
También te interesa

Paletas de sombras en versión low cost

¡No nos podemos resistir!

El pantalón ideal para caderonas

¡Es perfecto para todas!

Deja un comentario