lifting

Las cirugías estéticas se inventaron para arreglar esos detalles físicos que nos incomodan, pero no falta el que se pasa y termina viéndose como la Barbie humana o Ken. Aquí te decimos los do´s y dont´s de los liftings:

Do´s

  • Si ya decidiste hacerte un retoque, conoce todas las opciones y si es necesario operarte o si se puede solucionar tu problema con un procedimiento menos invasivo.
  • Siempre consulta a un experto. Existen médicos “patito”, para evitar esto, consulta al Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva A.C., para ver si el doctor está certificado.
  • Hazlo porque es lo que quieres.
  • Antes de operarte, médicos recomiendan que platiques con un psicólogo para ver si se trata de un problema que se puede resolver con terapia.

Dont´s

  • La adicción a ellas. Hay pacientes que aseguran volverse adictos al quirófano. Ahí tienen el caso de muchas celebridades que gastan miles de dólares para mantenerse jóvenes o aumentarse el busto.
  • Ir con cualquier “charlatán”. Inyectarte aceite de bebé, gasolina o lo que sea porque tu amiga te lo recomendó, es un gran no.
  • Por presión social/pareja/familia. Llega a pasar que tus allegados te “recomiendan” hacerte un lifting porque ya te ves “vieja”.
  • Bullying. No permitas que los comentarios negativos te afecten. Tú segura de ti misma.
  • Arreglos en exceso. No pierdas tus expresiones ni tu cara y mucho menos, que tengas que cambiar todos tus documentos oficiales por el exceso de operaciones.

Existe una alternativa llamada Ultherapy que usa la energía del ultrasonido para que tu piel regenere los niveles de colágeno que se pierden con el paso del tiempo, lo que provoca que la piel se estire y vuelva a tensarse, haciendo que te veas más joven, pero sin la necesidad de entrar a quirófano.

Lo mejor es que no tienes por qué temer perder tu expresión facial o tus propias facciones, ya que no es una cirugía que modifique tus rasgos, sino que sólo a través de la generación de colágeno, tu piel se coloca en donde estuvo años atrás, además no hay dolor y no necesitas tiempo de recuperación: después de una sesión, puedes regresar a tus actividades.

Ante la agresividad y los riesgos de una cirugía, esta nueva opción para verte joven pueden ser una mejor alternativa. Y como dijimos: ¡hazlo con médicos certificados! En www.ultherapy.com puedes encontrar la lista de especialistas en México que pueden realizarte este procedimiento.

**Algunos efectos y resultados pueden variar según el estado de salud y hábitos de los usuarios.