*


Cómo reparar la piel de fumadora

Por Beauty Team
mayo 19, 2014

Rutina para reparar la piel de fumadora

Como reparar la piel de fumadora

¿Has pensando lo que le haces a tu piel cada vez que le das “el golpe” a un cigarro? Sigue leyendo y quizá encontrarás buenas razones para dejar de fumar.

Cuando se trata de fumar, las mujeres entramos en desventaja con los hombres porque lamentablemente el cigarro tiene un mayor efecto de envejecimiento en nosotras. De hecho se considera que, después de la sobreexposición al sol, el tabaquismo es la segunda causa de envejecimiento prematuro de la piel. ¿Por qué?

Porque fumar reduce la cantidad de flujo sanguíneo, lo que priva de oxígeno a la piel, haciendo que el agua no se absorba de manera adecuada y provocando que se deshidrate. La piel empieza a verse de color gris y cada vez más opaca, dando como resultado la aparición de arrugas prematuras y líneas de expresión más profundas especialmente alrededor de los labios.

Además el humo del cigarro favorece la oxidación de lípidos y proteína de las células. Se disminuye la absorción de vitamina A, teniendo como consecuencia una pérdida de elastina y colágeno, en resumen la piel se adelgaza y empieza a colgarse. Por si fuera poco también ¡la mancha! y hace que los puntos negros sean más visibles.

¿Todavía no te convences? El cigarro también afecta el proceso de cicatrización y tiene otros efectos en nuestro cuerpo como: dientes manchados, mal aliento y olor desagradable en las manos. El primer paso es dejar de fumar, después es indispensable que empieces a tomar algunas medidas que te ayudarán a hidratar la piel, protegerla y rejuvenecerla.

• Limpia con leches, cremas o aceites: ya que por lo general, si fumas tienes la piel seca. Estas tres texturas te ayudan a limpiar sin irritar y humectan. Utilízalas en la noche como para desmaquillar, solo aplica una poco sobre la piel seca y masajea, enjuaga con agua tibia o un algodón.

• Utiliza un suero antioxidante: que tenga vitamina C ya que ayuda a combatir los radicales libres, mantiene la producción sana de colágeno y aporta luminosidad a la piel. Da clic aquí para ver la lista de nuestros consentidos. Utilízalo en la mañana después de limpiar y antes de tu crema humectante.

• Busca productos que tengan vitamina A, C y E: la vitamina A estimula la reparación celular, la vitamina E es indispensable para reparar la piel dañada, además humecta. Estos ingredientes los puedes encontrar en tu crema humectante, fíjate que tenga textura densa para mayor protección. Utilízala dos veces al día, en la mañana (antes del protector solar) y en la noche después de tu suero.

• Aplica contorno de ojos y labios: este paso es ¡básico! porque es donde empiezan a aparecer las primeras arrugas. No tienes que comprar dos, solo compra uno para ojos y ese también aplícalo alrededor de los labios, así evitarás las terribles rayas en la boca. Constantemente aplica bálsamo para humectar la boca y también exfolia.

• Exfolia la piel: hazlo dos veces por semana para eliminar las células muertas y dar luminosidad. No te olvides de los labios, cuello y escote. Lo mejor es hacerte un facial una vez al mes para una limpieza y humectación más profunda.

• Usa protector solar: que tenga FPS 50 y obvio lo tienes que aplicar diario.

Come antioxidantes y toma agua: esto te ayudará a mantener la piel nutrida desde adentró. El té verde también es buenísimo.

Si tienes daños severos como líneas de expresión muy marcadas o manchas puedes ir al dermatólogo para un tratamiento con láser, éste llega a las capas más profundas de la piel.

Una vez que dejes de fumar, la piel tarda entre 20 y 45 días en recuperarse, después de este tiempo podrás notar avances. ¿Te convencimos? Te aseguramos que el esfuerzo vale la pena, empezarás a verte y a sentirte mejor.

 

 
herramientas
También te interesa

El pantalón ideal para caderonas

¡Es perfecto para todas!

Labios a prueba de frío

Conoce el nuevo eos crystal.

Deja un comentario