*


Inflamación y tu piel

Por Eugenia Debayle
enero 28, 2013

Hace un par de meses fui a visitar a Nataly Marcus, licenciada en nutrición funcional y ella es justo lo que todo nutriólogo debe ser: alguien que ve todo lo que está pasando en tu cuerpo, detecta lo que hace falta e indica lo que hay que eliminar. Me gusta su trabajo porque tiene un […]

Hace un par de meses fui a visitar a Nataly Marcus, licenciada en nutrición funcional y ella es justo lo que todo nutriólogo debe ser: alguien que ve todo lo que está pasando en tu cuerpo, detecta lo que hace falta e indica lo que hay que eliminar. Me gusta su trabajo porque tiene un enfoque integral y holístico.

La razón por la que fui con ella es porque tenía mucho cansancio, ansiedad y estrés y sabía perfecto que era porque no estaba haciendo lo fundamental: comer bien. A veces me pierdo y necesito que alguien me vuelva a guiar y los resultados los noté en unos cuantos días. Aquí lo que descubrí…

Todo empieza por los intestinos

Cuando están sanos, tu flora está en el nivel óptimo para absorber vitaminas, minerales y ácidos grasos.

Están trabajando correctamente si:

  • Te enfermas muy poco del estómago (pues tu sistema de defensa es fuerte)
  • Evacuas dos veces al día
  • Tienes poca o nula inflamación, dolor y/o acidez
  • No eres alérgica a casi nada

Por su parte si están inflamados, nuestro sistema inmune se deprime y somos mucho más propensas a que los agentes dañinos entren a nosotros y lleguen incluso al hígado (uno de nuestro órganos estrella para eliminar toxinas).

Puedes sospechar de problemas cuando:

  • Te vuelves extremadamente sensible o alérgica ciertos alimentos
  • Eres intolerante a la lactosa, gluten u otros ingredientes
  • Sufres de inflamación más de tres días a la semana
  • Experimentas una constante sensación de cansancio y fatiga
  • Te duelen las articulaciones

¿Y qué tiene que ver con la piel?

Como siempre lo digo, la piel es parte de un todo y quizá nunca hayamos pensado que su salud y apariencia tienen una conexión muy íntima con lo que comemos. Recuerden al ser el órgano más grande, también es el más extenso para desintoxicar.

A través de ella expulsamos diariamente miles de toxinas y desechos. Es como si fuera ese monitor externo que nos provee la información del estado interno del hígado, del colón y de la sangre.

El acné

Es una de las manifestaciones más comunes del estado inflamado y signo inequívoco de que algo está obstruyendo la superficie. Sólo por un momento ponte a pensar que si siempre lo has sufrido y ningún tratamiento te ha funcionado, probablemente el problema sea algo más profundo de lo imaginas.

“¿Lo que como me saca granos?”

La mayoría de los dermatólogos afirman que es un mito y la doctora Marcus me explicó: “No creo que haya relación entre chocolate, nueces, semillas y algunos otros alimentos (y ya se ha demostrado). El conflicto verdadero es el exceso de éstos y una dieta desequilibrada en donde las grasas y lo que consumimos es de mala calidad.

Cuando el colón está obstruido, inflamado o presenta acidez, el hígado también se obstruye y satura, lo que obliga al cuerpo a liberarse mediante erupciones”.

Factores de riesgo

  • Comer azúcar, grasas trans, conservadores, químicos y hormonas en exceso
  • Evitar la rotación de alimentos (comer lo mismo todos los días)
  • Beber alcohol
  • Fumar

Cómo solucionarlo

El mejor modo es liberando al cuerpo de toxinas pues esto mejora la energía, te ayuda a perder peso, disminuye la inflamación, reduce los dolores y elimina factores etiológicos desencadenantes de enfermedades crónico degenerativas. Y claro ¡Nos ayuda a una piel hermosa!

Para saber que alimentos y cosas puedes hacer para irlo corrigiendo, entra aquí.

 

Gracias a Nathaly Marcus

Licenciada en Nutrición Funcional

www.Bienesta.com

Twitter:@ Bienestamx

 
herramientas
También te interesa

Paletas de sombras en versión low cost

¡No nos podemos resistir!

El pantalón ideal para caderonas

¡Es perfecto para todas!

Deja un comentario