*


El azúcar no es dulce para tu piel

Por Beauty Team
agosto 29, 2014

Esta es una mala noticia para aquellas que aman lo dulce. El azúcar refinada es uno de los peores venenos para tu piel. Así que si eres de las que les gustan los pasteles, los dulces o cualquier cosa que tenga azúcar, incluyendo los refrescos, piensa dos veces antes de comerlo. Claro, no se trata […]

interior3-1024x470-azucar-piel

Esta es una mala noticia para aquellas que aman lo dulce. El azúcar refinada es uno de los peores venenos para tu piel. Así que si eres de las que les gustan los pasteles, los dulces o cualquier cosa que tenga azúcar, incluyendo los refrescos, piensa dos veces antes de comerlo. Claro, no se trata de ser extremista, pero en lugar de comer azúcar todos los días, hazlo de vez en cuando.

Inflamación
Una de las razones por las que el azúcar daña la piel es porque causa inflamación. El azúcar es un ingrediente altamente ácido y sube tus niveles de azúcar en la sangre hasta el cielo, causando inflamación.

Acné
Si padeces de acné, no sería mala idea que cortes los alimentos con azúcar y ver qué ocurre en tu piel. La inflamación que ocurre a nivel celular gracias al azúcar, puede ser la causa de esos granos y barros que no desaparecen.

Arrugas
El azúcar ataca el colágeno en tu piel (la proteína que mantiene tu piel firme y rellena). Al perder colágeno se abre un lugar en la piel para la aparición de arrugas.

Enrojecimeinto
El azúcar puede causar irritación y enrojecimiento en la piel por sus propiedades inflamatorias. Si sufres de piel irritada y roja, puede ser porque estás consumiendo mucha azúcar.

 

¿Qué hacer?

Comienza a bajar tu ingesta de azúcar y come muchas más verduras y hojas verdes. Toma agua, sustituye el refresco por té blanco o verde y come proteínas. Aléjate de la harinas blancas y alimentos procesados y verás que en días tu piel ¡será otra!

 
herramientas
También te interesa

Labios a prueba de frío

Conoce el nuevo eos crystal.

Los beneficios del morning coffee

No hay pretextos, incluye café por la mañana.

Deja un comentario