*


Antes de tomarte la siguiente copa lee esto…

Por Karla Estrada
enero 23, 2015

El tema del alcohol es complicado porque casi todos los eventos sociales involucran tomar alcohol. Y sí, a muchas nos gusta para relajarnos, para alegrarnos y pasarla bien. Pero el alcohol es uno de los peores detractores de nuestro cuerpo y piel. Es una sustancia que engorda por su alto en calorías. La Agencia de […]

copita774x416

El tema del alcohol es complicado porque casi todos los eventos sociales involucran tomar alcohol. Y sí, a muchas nos gusta para relajarnos, para alegrarnos y pasarla bien. Pero el alcohol es uno de los peores detractores de nuestro cuerpo y piel. Es una sustancia que engorda por su alto en calorías. La Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) señala que hay que calcular 7.07 calorías por cada gramo de alcohol. Una copa de vino, por ejemplo, tiene 200 calorías, casi lo mismo que una dona, y una cuba tiene alrededor de 350 calorías. Si eres una consumidora regular de alcohol deja de tomarlo solo una semana y verás cómo con ese simple hecho empezarás a bajar de peso.

 

Si de piel se trata, el alcohol es tremendamente nocivo porque la deshidrata haciendo que tu piel se vea opaca, menos fresca y hasta más flácida al día siguiente de que tomaste. Además, ¡te abotaga!

 

Ahora, no estamos diciendo que el alcohol sea malo, sabemos que una copa de vino tinto al día es buena para la salud por el contenido de antioxidantes, pero lo ideal es que seas muy moderada.

 

Si eres de las que sale mucho, tienes una vida nocturna intensa y te gusta la fiesta, te damos unos tips para que le puedas bajar al alcohol y sobretodo unos consejos para despistar a los intensos que insisten en que tomes más de la cuenta:

 

Alterna tu copa con un vaso de agua: Por cada dos copas de alcohol, toma un vaso de agua. Esto no sólo hará que reduzcas tu consumo de alcohol, también te mantendrá hidratada y evitarás una cruda infernal.

No tomes rápido: Chiquiteate tu copa, tómala con calma y tarda más de lo normal, y si aparece el mesero preguntando si quieres más, responde con el clásico “No, por ahora estoy bien”.

No te acabes la copa: No bebas todo el contenido de tu copa y al final, deja que las sobras se confundan con el hielo.

Camuflajea tu bebida: Si estás tomando vodka con agua tónica, de vez en cuando cámbialo por un agua mineral y tus amigos no notarán que sólo estás tomando agua. Lo mismo puedes hacer con una cuba, sustitúyela con un refresco de cola bajo en calorías.

Hazte la loca: Si estás en la fiesta y te topas con un amigo que te pregunta dónde esta tu bebida, invéntale que la dejaste en la sala, en la cocina o en otro lugar y que vas a ir a buscarla.

Shots transparentes: Hace un gran  diferencia el tomar un vaso de vodka o tequila derecho a tomar alcohol acompañado de otros ingredientes. Cuando tomas un cocktail, estás tomando más azúcar y sales que son dañinos para la piel por los jugos, jarabes o refrescos que les añaden. Si te tomas una copa de ginebra derecha el daño es menor. Pero toma en cuenta que muchas personas que toman shots terminan tomando más cantidad.

 

Recuerda que el exceso de alcohol es una poderosa arma anti belleza que afecta tu piel a través de inflamaciones y manchas rojas.

 
herramientas
También te interesa

Paletas de sombras en versión low cost

¡No nos podemos resistir!

El pantalón ideal para caderonas

¡Es perfecto para todas!

Deja un comentario