*


Ama tu espejo

Por Eugenia Debayle
diciembre 30, 2014

Estar evaluando si “eres hermosa” es totalmente subjetivo e incluso una pérdida de tiempo. Lo importante es “sentirte hermosa” porque ese es un sentimiento que representa una verdadera mina de oro para empoderarte. Por cierto, no tiene nada que ver con los medios, el materialismo o el espejo. Aquí lo que puedes empezar a hacer […]

Estar evaluando si “eres hermosa” es totalmente subjetivo e incluso una pérdida de tiempo. Lo importante es “sentirte hermosa” porque ese es un sentimiento que representa una verdadera mina de oro para empoderarte. Por cierto, no tiene nada que ver con los medios, el materialismo o el espejo.

Aquí lo que puedes empezar a hacer todos los días:

 

 1.-Deja de ser tu enemiga

Comienza a tratarte con una decencia común. Sí, la que le muestras a un extraño. Nunca llegarías con una conocida o desconocida y le dirías:”¡Woow, mira lo fea que estás!”. Entonces,  ¿Por qué decírtelo a ti misma?.  Sé gentil y bondadosa con esa persona que está frente al espejo, ayúdala a verse mejor y sentirse mejor. Ser cortés y amorosa contigo misma puede llevarte muy lejos y es un primer paso para romper con esa imagen negativa que tienes de ti misma y que únicamente está en tu mente.

 

2.-Deja de compararte

Siempre existirá alguien más rico, más guapo, más alto, más delgado, más inteligente ¿y qué?. La comparación puede ser realmente destructiva y frustrante.

Sé realista y pregúntate con quién te comparas: ¿Con la imagen de Gisele Bündchen? Una mujer genéticamente privilegiada, perfectamente fotografiada y con photoshop. Muchas veces te comparas con algo que no existe ¿te das cuenta?

 

3.-Sonríe

Aunque no lo creas, sonreír o no sonreír aporta mucho a la percepción que las personas tienen de ser atractivo. Nuestros cerebros están programados para sentirnos atraídos a las sonrisas desde que somos bebés. Le da ese algo especial a tu cara. Hace que las personas te perciban más segura de ti misma ¡y es gratis!

 

4.-Ábrete a la posibilidad de sentirte atractiva

La mayoría del tiempo, las personas se cierran a la posibilidad de sentirse hermosas, no se dan ese permiso y por ende se cierran al resto del mundo porque se sienten feas por temor a ser rechazadas o lastimadas. Llegan al extremo de pensar que ese rechazo o desaprobación es merecida porque están seguras de ser feas. Al cambiar tu percepción y dar la oportunidad de sentirte hermosa, estás haciendo que las personas respondan a ti como alguien atractivo. Concédete el permiso de sentirte hermosa, nadie te está deteniendo más que tú.

 

5.-Vístete bien y arréglate como si tuvieras una cita con alguien todos los días

Esto significa: usa unos pantalones bonitos, plancha la camisa, haz que tu pelo se vea tan bien como puedas, sal a la vida con tu mejor cara. Puede ser tedioso para quienes están convencidas  de que son feas, porque generalmente están tentadas a esconderse tras la ropa, en la casa, de eventos sociales. Cuando te acostumbras a verte bonita, hay un efecto inmediato en tu manera de conducirte. Al confirmar “me veo bien” , de manera automática vas a interactuar con más seguridad.

 

6.Haz el hábito

Tu autoimagen no va a cambiar de la noche a la mañana. Ya estamos tan acostumbradas a que todo sea inmediato que hasta los más grandes cambios los queremos en el momento. Esto no es comida rápida, es algo en lo que tienes que trabajar todos los días.

Aunque al principio te sientas ridícula, acostúmbrate a sonreír, a abrirte a la posibilidad de sentirte hermosa, a arreglarte todos los días. Esto irá construyendo esa imagen positiva y abrirá la puerta a la transformación.

 

7.-Cambia lo que no te gusta

No postergues. Si quieres bajar de peso: hazlo en serio, comprométete. Cámbiate el pelo, cómprate un lipstick, todas estas son pequeñas cosas que nutren tu alma y cuerpo.

 

8.-Algunas de las personas que consideran más atractivas no cumplen con las “reglas” de belleza

Algunos actores o amigos no son lo que llamarías el parámetro de la belleza. Hay tantas personas hermosas en el concepto no clásico. Es el carisma, el intelecto, la energía y esa rareza que te atrae. La belleza no es una ceja perfectamente delineada, es como manejas esa ceja. Comienza a explotar y cultivar esas virtudes que ves en ti, esas que vienen de adentro como tu inteligencia, o tu sentido del humor, o tu ingenio. Todos tenemos tantos talentos y cosas buenas.

 

9.-La belleza es al igual que la fealdad: una ilusión

La confianza es más atractiva que la belleza física. Cuida tu postura, mira a las personas a los ojos y sonríe. Muchas veces vemos hermosas a personas que  no cuentan con los “cánones” de la belleza clásica, pero es esa actitud tan especial que nos da la ilusión de verlas hermosas. Hay gente tan hermosa que por su actitud soberbia o insegura se ve mal.

 

10.-Ejercicio

Es un gran antidepresivo, te da una sensación de logro y hará que te aprecies más.

 

11.-Ser hermosa de acuerdo a tus propios estándares

Al igual que  la ropa, no seas una víctima del concepto de belleza que está de moda.

 

12.-Tú eres tu peor crítica

Tal vez es momento que te sientes a pensar que todas esas calificaciones que le pones a tu cara y a tu cuerpo vienen de ti. Tú eres tu peor enemiga y solo tú tienes el poder de sentirte cómo quieres sentirte: hermosa o fea.

 

13.-La belleza es relativa

No le puedes gustar a todos, pero siempre le gustarás a alguien. No cambies para impresionar a otros. Lo mejor es ser quien eres.

 

14.-Una bolsa no te hace más atractiva

Mujeres que se agarran de su bolsa de marca o sus zapatos de diseñador como bastón de seguridad. Estos símbolos de estatus han tomado tanta fuerza que muchas mujeres se sienten paralizadas o incluso indefensas si no traen esta especie de escudo que les permite decirle al mundo que son alguien. Es absurdo pensar que algo material te va a traer más seguridad o incluso hacerte sentir más bella. La belleza es mental no material.

 

15.-Evita relacionarte con personas superficiales

A veces estamos rodeados de personas frívolas que juzgan a otros basados en su apariencia o riqueza, en lugar de relacionarse con las personas por lo que son y tienen que ofrecer.

 

16.- Voces destructivas

Cantidad de mujeres y hombres que escucharon de su padres o parejas: “eres gorda”, “eres fea”, “eres inútil”. Jamás te compres el enojo y las palabras hirientes de nadie. Si alguien te dice eso, es porque esa persona se siente así de sí misma. No compres nada que no tiene que ver contigo. Tú decides quién eres, lo que vales y cómo te ves.

 

 

 

 
herramientas
También te interesa

El pantalón ideal para caderonas

¡Es perfecto para todas!

Aclara tu pelo con limón

Prueba este remedio natural

Deja un comentario