*


Tips para una navidad más sana

Por María García de León
diciembre 9, 2017

No sufras, las delicias navideñas no tienen por qué arruinar tu línea

Cuando llega diciembre, lo primero que se nos viene a la mente es: “¡Adiós comer sano!”, y en cuanto inicia enero, nos arrepentimos de haberlo hecho. Es el peor sentimiento, ¿no? Logra que este año sea diferente y cambia tu mentalidad para que puedas comer delicioso, sin remordimientos y mucho más sano. Aquí algunos tips que te ayudarán a lograrlo sin morir de hambre, ni de antojo, en el intento.

1) Escoge sabiamente

Es más que claro que vas a subir de tallas cuando cada comida que haces, todos los días del mes, la comes como si fuera una ocasión tan especial como la cena de Nochebuena. Piénsalo, si eliges en qué comidas pecar, en enero tus jeans no van a ser tu peor enemigo.

2) Res-pi-ra

¿No te pasa que después de las cenas navideñas terminas súper llena?, ¿tan llena que hasta te sientes mal? ¡Es obvio! Claramente tu cuerpo no está acostumbrado a  comer tres raciones de pavo, dos de ensalada con aderezo cremoso, cinco rebanadas de pan, dos cucharadas de puré de papa, un pedazo de pastel, etc… Es por eso que uno de los mejores tips es asegurarte de servirte una porción de tamaño normal, y una vez que te la comas, respirar y dejar pasar media hora para que verdaderamente notes si lo que todavía tienes es hambre o ansiedad.

3) Elige ésta, no ésta

¿Sabías qué además de ser una de las estrellas de la noche, el pavo es una gran fuente de proteínas y súper bajo en grasa? Cómetelo sin ningún remordimiento, eso sí, si puedes quitarle la piel, ¡mejor!

4) Hidrátate

Es normal que se te antoje brindar con champagne, cenar con una copa de vino, comer el postre con un carajillo y abrir regalos con tu drink favorito, pero, al igual que la comida, es muy fácil perder la cuenta y caer en los excesos. Una gran manera de no pasarte es con la regla de 1 x 1 (un vaso de alcohol x un vaso de agua). De esta manera no sólo te ahorrarás calorías y mantendrás a tu cuerpo hidratado, sino que también harás menos tortuosa la cruda del día siguiente.

5) Acuérdate de tu workout 

Entendemos que el frió y las ganas de quedarse en casa aumentan impresionantemente este mes, pero eso no significa que tus faltas al gimnasio también deben de hacerlo. No pierdas de vista tu rutina y ponte como propósito (adelantado) dedicarte esa hora de ejercicio. Tú, y el no tener que comprar otra talla de pantalones, lo van a agradecer.

6) Dile adiós al hambre

Una de las peores cosas que puedes hacer es brincarte los horarios de tus comidas o colaciones, ya que si lo haces, ten por seguro que cuando tengas comida frente a ti, comerás el doble. Si vas a terminar de comprar regalos, llévate una fruta en la bolsa, y si en la noche tienes dos cenas navideñas, cena en una y come el postre en la otra.

 

 

 

 

 

 

 

 
herramientas
También te interesa

Detox a la puerta de tu casa

Conoce Organika Detox.

Lunch Time! Snacks sanos para la oficina

¡Serán tu mejor opción!

Deja un comentario