Primero fue el kale, luego el acai y después el aguacate; todo parece indicar que año tras año una verdura se convierte en tendencia. La moda está en todas partes y con esta euforia de las dietas keto o baja en carbohidratos, la gente se ha visto en la necesidad de encontrar productos saludables que sustituyan la delicia del comfort food. Por eso, la coliflor se convirtió en la verdura del momento ya que es el sustituto ideal para cocinar de manera más saludable lo que se te antoje, desde arroz hasta una pizza. Además su sabor es súper versátil.

Beneficios de la coliflor 

  • Es súper baja en calorías, 100 gramos (aproximadamente una taza) tienen solo 25 kcal y 3 gr de fibra, esto equivale al 10% de la ingesta recomendada al día.
  • Aporta colina, una sustancia que estimula las células del cerebro, por eso se dice que ayuda a prevenir el Alzheimer.
  • Tiene azufre, por eso característico olor al cocinarla. Esta sustancia está asociada a la prevención de cáncer y tumores.
  • No tiene sabor, esto quiere decir que se adapta a cualquier receta. Por eso es tan versátil y la mejor opción para aumentar la ingesta de verduras en el día.

Esta tendencia llegó un poco tarde a México pues en Estados Unidos lleva poco más de dos años. Un estudio hecho por Nielsen reporta que la venta de productos de coliflor creció 71% el año pasado. No necesitas comprar productos pre-empaquetados, muchas recetas las puedes hacer en casa comprando la típica coliflor. Si prefieres ahorrarte algunos pasos, ya puedes conseguir base para pizza, arroz, bites y hasta tortillas en tiendas especializadas como Green Republic, Good Express, Orígenes Orgánicos, Verde Amor y algunas tiendas de autoservicio tales como City Market, Chedraui Selecto y Costco.

Lista de compras:

Harina de coliflor 430 pesos
Arroz de coliflor 169 pesos
Base para pizza 299 pesos
Tortillas de coliflor 126 pesos
Bits de coliflor 32 pesos

Como aún hay muy poca oferta de productos, esta tendencia sigue siendo un poco cara. Así que tómalo a consideración, no te obsesiones y recuerda que todo está en el balance.