La alimentación es uno de los factores más importantes en lo que respecta al funcionamiento de nuestro organismo.Muchos de los problemas que tenemos en nuestro cuerpo, son respuesta a lo que comemos e ingerimos en nuestra vida diaria. Si sufres de insomnio o algún trastorno del sueño, te dejamos 10 alimentos que deberías de incluir en tu dieta diaria, y más específicamente, en tu cena, para así dormir bien y no batallar con las molestas despertadas en la madrugada.

Primero que nada, debemos dejar una cosa en claro; es necesario cenar. Pero no nos referimos a una cena pesada y de 5 cursos, ni tampoco limitarnos a sólo un vaso de agua, debemos cenar ligero sí, pero con todos los nutrientes necesarios para que nuestro organismo se sienta satisfecho y por ende, que entre en aquel estado de pausa a lo que nosotros llamamos “sueño”.

Miel
Al momento de irnos a acostar, nuestro sistema sigue en play; por ello, muchas veces no podemos dejar de pensar cosas o de sentirnos ansiosas y eso causa que no podamos dormir bien.La miel es excelente para combatir este mal, pues tener un poco de azúcar en la sangre antes de irnos a acostar elevará el nivel de glucosa en nuestro cuerpo, y eso provocará que caigamos dormidas mucho más rápido. Ya lo sabes, el típico remedio de nuestras abuelas y mamás de “un vaso de leche caliente con miel antes de irnos a acostar” tiene sus bases médicas y es realmente efectivo.

Granos enteros
Si al momento de acostarte, te sientes un poco inquieta y sin muchas ganas de dormir, te recomendamos comer una rebanada de pan de grano, avena o algo que contenga granos enteros. Al ingerirlos, tu cuerpo producirá más insulina, lo que servirá como un sedante para el cuerpo y hará que te de sueño mucho más rápido.

Plátanos
Los plátanos contienen muchísimo potasio, triptófano y magnesio, lo que los convierte en, básicamente, un sedante para el cuerpo. Esta fruta será ideal si lo que buscas es un sueño pesado e ininterrumpido, así que no olvides incluirla en tu cena diaria.

Frijoles
Los frijoles, habas o todo tipo de granos, son ideales para combatir el estrés y la ansiedad que muchas veces, son la causa de nuestro insomnio. Estos alimentos contienen muchísima vitamina B , lo que te hará sentir mucho más tranquila y lista para dormir.

Pistaches y almendras
Aunque no lo acostumbres, un puñito de pistaches o almendras será tu mejor opción para dormir tranquilamente. Las nueces ayudan a despegar nuestro nivel de serotonina, lo que ayuda a que nuestro cuerpo se sienta más cansado y con ganas de dormir.