Hacer ejercicio es de los propósitos más comunes, especialmente ahora que todas sabemos que lo bueno es comer sano y fortalecer el cuerpo. Pero, ¿qué ejercicio hacer? Una de las mejores opciones es correr. Es un ejercicio para quemar muchas calorías, fortalecer las piernas y aumentar la condición física. Además, es un ejercicio sin ir al gimnasio, lo puedes hacer donde quieras y cuando quieras. Lo difícil es que cuesta mucho trabajo y es complicado agarrar el gusto por salir a correr.

No te desanimes, vale la pena intentarlo. Vas a ver que una vez que pasas el obstáculo, te vuelves adicta a ir a correr. Aquí algunos tips para correr y amar hacerlo:

  • Ponte metas realistas

No pretendas que el primer día que corres vas a llegar a cinco o diez kilómetros. Es un ejercicio que requiere paciencia y perseverancia. El chiste es que poco a poco le vayas exigiendo más a tu cuerpo. Empieza por media hora de intercalar correr con caminar. Cada día ve disminuyendo el tiempo de caminata y aumentando el de correr. Una vez que puedas correr media hora seguida puedes ponerte una meta más difícil.

  • Aguanta el dolor

No por nada el slogan de Nike es “no pain, no gain”. No te rindas porque te duelen las piernas y el cuerpo. Obviamente los primeros dos días vas a sentir dolor, pero con el tiempo ya no te vas a acordar de que existe.

  • Corre en las mañanas

Dejar el ejercicio para el final de tu día casi nunca funciona, mejor haz ejercicio en las mañanas. Te surgen pendientes y tentaciones que impiden que lleves una rutina de workout constante. Que sea lo primero que haces en el día y vas a agarrar el ritmo mucho más fácil.

  • Escoge lugares que te gusten

Para muchos no funciona correr en la caminadora, el panorama es aburrido y cansa. Mejor escoge un parque o una calle que te guste para que vayas disfrutando tu ruta. Hay muchas aplicaciones que puedes bajar para medir los kilómetros y el resumen de tu workout.

  • Haz una playlist

La música que escuchas es básica para relajarte. Pon tus canciones favoritas, esto te va a ayudar a agarrar un ritmo constante a la hora de correr, lo que te permite aguantar más tiempo y mejor.