*


Los do’s y dont’s del ayuno intermitente

Por Julia Salinas
julio 15, 2019

Qué es y cómo hacer bien el fasting

Seguro has escuchado hablar del ayuno intermitente o fasting, muchos piensan que es una dieta pero es un estilo de vida.  Se ha convertido en uno de los métodos para bajar de peso más usados ya que restringes la ingesta de calorías. Antes de tomar la decisión de unirte a este movimiento, sigue leyendo ya que tiene algunos contras y no es para todos.

Tipos de ayunos

Alimentación restringida

Se trata de reducir las horas en las que puedes comer durante el día. El más conocido es el 16:8, es decir, ayunas 16 horas y comes en las siguientes 8 horas. De este método existen muchas variaciones como 14:10 o 12:12.

Ayuno completo

Consiste en no comer sólidos (solo líquidos sin calorías) por un día entero o reducir tu ingesta de calorías a un 25% de lo normal (aproximadamente 500 kcal). Lo recomendable es no hacer esto más que un día a la semana.

Ayuno 5:2

Comes “normal” por 5 días a la semana y ayunas los otros dos. Los días de ayuno solo ingieres el 25% de las calorías.

Cualquiera de los tres pueden ser seguros si se realizan de manera adecuados; pero también pueden ser peligrosos si no lo haces con la supervisión o autorización de tu nutriólogo o doctor de cabecera.

Errores al hacer ayuno intermitente

No cuidar tu alimentación: se trata de aprovechar al máximo tus horas de comida. De nada sirve hacer el ayuno si no mejoras la calidad de los alimentos, evita exceso de azúcares, alimentos refinados o chatarra.

Pensar que las calorías no cuentan: el ayuno intermitente te ayudará a perder peso solo si mantienes un déficit calórico. Por eso es necesario asesorarte con algún nutriólogo.

Hacer ejercicio en exceso: si sueles hacer mucho ejercicio y decides entrar al mundo del fasting es probable que te sientas mal, te desmayes e incluso que pierdas masa muscular. Por eso muchos recomiendan no hacer ejercicio, sobre todo si haces el ayuno completo.

Hacer ayunos extremos por más de 3 días: dejar de consumir alimentos sólidos o realizar dietas con muy pocas calorías por más de 3 días daña al metabolismo y causa un mayor riesgo de rebote.

No tomar suficiente agua: la falta de alimentos y/o bebidas durante el ayuno puede ocasionar un ligero estado de deshidratación. Sí o sí debes tomar 2 litros de agua al día para mantener los niveles de hidratación adecuados y así prevenir dolores de cabeza o falta de concentración.

No es para todos

  • No lo hagas si estás embarazada o en lactancia: recuerda que necesitas muchos más nutrientes para el bebé.
  • Has sufrido de amenorrea; es decir la ausencia de menstruación en mujeres en edad reproductiva.
  • Si tienes diabetes: existen estudios que muestran mejoras significativas y otros en donde la respuesta en el control de la glucosa es peor. Así que siempre busca supervisión médica.
  • Niños y adolescentes: están en pleno crecimiento y desarrollo así que necesitan esas calorías.
  • Personas mayores
  • Personas con bajo peso

Aunque aún queda mucho por estudiar, los beneficios que aporta el ayuno intermitente en cuanto a la salud son similares a los que puede proporcionar cualquier otra dieta. Recuerda que no hay camino fácil para bajar de peso.

Twitter: @juliasalinas
Facebook: Dra. Julia Salinas Dücker
Instagram: @antojodiabolico

 
herramientas
También te interesa

Jugo de apio ¿de verdad es tan milagroso?

Si caíste en la tendencia, lee esto.

Nutriólogas que debes seguir en Instagram

Dales follow ¡ya!

Deja un comentario