*


Juicing vs. Blending

Por Julia Salinas
septiembre 17, 2018

¿cuál es la mejor opción?

Agregar más frutas y verduras a tu dieta diaria mejora tu salud y puede ayudarte a bajar de peso, siempre y cuando sepas cómo consumirlas; obviamente enteras en la mejor opción, pero puede ser difícil para ti llegar a las cinco o más porciones recomendadas en un día, por lo que hacer jugos o mezclar frutas y verduras en licuados es una forma fácil de obtener tus raciones diarias.
Seguramente te han dicho que los jugos “cold press” son los mejores, y otros afirman que los licuados ganan… la verdad es que cada uno tiene procesos diferentes y también ventajas y desventajas:

Al hacer un jugo, se separa la parte líquida de la fruta o verdura de la pulpa o fibra, obteniendo así un líquido delgado y concentrado que contiene vitaminas, minerales y otros fitonutrientes, con efectos positivos para la salud. Sin toda la fibra, su sistema digestivo no tiene que trabajar tan duro para descomponer la comida y absorber los nutrientes. De hecho, hace que los nutrientes estén más fácilmente disponibles para el cuerpo en cantidades mucho más grandes que si comiera las frutas y verduras enteras.
Los jugos son excelentes para cuando estas sensible del estómago o para cuando quieres energía rápida en el cuerpo. Su desventaja es que debes controlar la porción que consumes ya que cuando se extrae la fibra del producto, el jugo se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo y si tu jugo es de puras frutas, puedes disparar tus niveles de azúcar en la sangre lo que puede provocar cambios de humor, pérdida de energía, problemas de memoria y hambre en poco tiempo.

Por otra parte, al hacer un licuado utilizas toda la fruta o verdura; lo que pones en la licuadora es lo que consumes. El volumen de tu bebida será mucho mayor que la de un jugo hecho con la misma cantidad de frutas o verduras. También conservas la fibra que puede ayudarte a sentirte más llena y mejorar tu digestión, además, puedes agregar otros tipos de alimentos a batidos como nueces, semillas o yogurt para agregarle proteínas y grasas saludables. Sus desventajas son que al ser una bebida muy espesa, puede tomarte un tiempo para acostumbrarte y a algunas personas les puede llegar a causar acidez por el exceso de verdura cruda y fibra.
Cualquiera de los dos procesos puede ayudarte a aumentar tu ingesta de frutas y verduras, pero te recomiendo seguir estos tips para cuando decidas hacer jugos o licuados:

Para evitar el exceso de azúcares, limita la fruta en jugos y batidos a 1 porción por bebida (es decir, ½ taza de fruta)
Las verduras verdes como la col rizada, las espinacas y el perejil agregarán hierro y antioxidantes extras.
Los cítricos como el limón, pueden ayudar a eliminar el sabor amargo de las verduras.
Cuando hagas jugo, las verduras con alto contenido de agua como los pepinos y el apio te ayudarán a agregar volumen y nutrientes.
Si decides hacer un licuado, agrega agua natural o de coco para que sea menos espeso.
Recuerda que debes de utilizar el instrumental adecuado;  A mi me encanta usar en caso de los licuados una licuadora potente o el Nutribullet para obtener smoothies con mejor consistencia.

En caso de los jugos, los exprimidores centrífugos más baratos introducen calor, oxígeno y destruyen las enzimas y nutrientes de las frutas y verduras. Si bien inicialmente puede costarte un poco más, un extractor profesional de prensado en frío (cold press) hará jugos de mejor calidad.

 

 

 

 

 

 
herramientas
También te interesa

Jugo anti-puff

Como eliminar la hinchazón

Jugos Post Fiestas

Para solucionar los problemas de alimentación en diciembre

Deja un comentario