*


Glutamato monosódico, lo que hace adictivo a los alimentos

Por Julia Salinas
diciembre 11, 2017

Descubre todo sobre este ingrediente

El glutamato monosódico, también conocido como GMS o glutamato de sodio es uno de los aditivos alimentarios más comunes. Este ingrediente de origen japonés es muy utilizado en los restaurantes chinos y muchas personas lo culpan de sus dolores de cabeza e incluso asma después de comer en estos lugares por lo que ahora en Estados Unidos se le conoce como el “síndrome del restaurante chino”.

El glutamato monosódico se encuentra de manera natural en alimentos como el queso parmesano, los tomates, champiñones, las algas nori y hasta en la leche materna, provocando que el sabor de estos alimentos sea tan rico. Este componente tiene una intensa cualidad umami, un sabor que no encaja en las categorías de salado, dulce, ácido o amargo y que por eso se ha denominado el “quinto gusto”. Básicamente, el glutamato de sodio es umami en forma cristalina y se puede encontrar en supermercados o tiendas especializadas como “aji-no-moto”.

Lo malo de este descubrimiento es que es utilizado como un potenciador del sabor y esta presente en muchos alimentos procesados como las sopas de sobre o los caldos concentrados, casi cualquier papa de bolsa, carnes y de más. El aji-no-moto hace que las carnes procesadas y la comida congelada sepan más frescas y que los aderezos tengan un mejor sabor. También le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados. Pero además es muy adictivo, por eso la frase de “no puedes comer solo una” ya que estimula tanto las papilas gustativas que puede llevarte a que te comas la bolsa entera de papas. Esto conlleva a una mayor ingesta de alimentos y a un aumento de peso por lo que si vas a comprar botanas industrializadas, revisa la lista de ingredientes y evita abusar de alimentos con GMS.

 

 

 

 

 

 
herramientas
También te interesa

Razones para comer pepino

Los beneficios de este fruto

Más energía sin bebidas energizantes

Recupera tu energía de forma natural

Deja un comentario