*


El jugo verde no es para todos

Por Julia Salinas
marzo 18, 2019

Las razones por las que no te está funcionando.

Empecemos por lo básico, un jugo verde es una preparación natural a base de verduras y a veces con poca fruta. Pueden ser hecho en licuadora o en extractor. Los jugos verdes hechos en licuadora conservan toda la fibra de sus ingredientes. Esto puede ayudarte a estimular la digestión, disminuir los picos de glucosa en sangre, además de llenarte de vitaminas y minerales.

No a todos les cae bien tomar jugo verde. Por el simple hecho de que cada sistema digestivo es diferente, hay unos que digieren mejor la fibra que otros. Además los requerimientos de fibra cambian en cada persona. Si tienes problemas digestivos como colitis o estreñimiento, es posible que un exceso de verduras te cause inflamación, gases, cólicos y molestias.

¿Te está cayendo mal? Intenta esto:

  • Escucha a tu cuerpo. Fíjate cómo reacciona ante diferentes tipos de vegetales para darte cuenta cuáles si te están inflamando.
  • Varía los ingredientes de tu jugo, siempre usa diferentes hojas verdes y otras verduras.
  • No lo tomes todos los días y/o disminuye la cantidad.
  • Evita agregar verduras que inflaman más -llamadas crucíferas- como el brócoli, coliflor, col de bruselas, calabaza y rábanos.
  • Si estas sensible del estómago, mejor utiliza el extractor para hacer tu jugo verde.

Precauciones médicas que debes considerar:

  • ¿Toma anticoagulantes? Existen verduras que interfieren con este tipo de medicamentos. Consumir demasiadas hojas verdes genera un exceso de vitamina K, éste disminuye el efecto del medicamento lo que puede causar trombos.
  • ¿Insuficiencia renal? Dependiendo de los ingredientes, un jugo verde puede ser alto en potasio, así que evítalo. También si eres propensa a tener piedras en los riñones porque las hojas verde oscuro-como la espinaca, kale, acelga- contienen oxalatos, los cuales forman las clásicas piedras.

Siempre consulta a tu médico si tienes alguna duda sobre tus medicamentos.

 

 
herramientas
También te interesa

Lo que no sabías del vinagre de manzana

No caigas en los mitos

Come esto para olvidarte de los cólicos

Dile adiós al síndrome premenstrual

Deja un comentario