*


Deja de fumar sin engordar en el intento

Por Julia Salinas
junio 4, 2018

Que la ansiedad no te consuma

La nicotina es una de las drogas más adictivas que hay y muchas mujeres y hombres se quejan de que la decisión de dejar de fumar les hizo ganar peso. Normalmente suben entre 3 a 5 kilos. Dejar de fumar es la mejor decisión que puedes tomar, incluso si estás muy preocupada por tu figura. Alguien de 40 años que lo deje hoy, ganará nueve años de esperanza de vida.

La causa del hambre y el aumento de peso después de dejar de fumar está relacionado con diferentes factores cómo por ejemplo:

  • Bajos niveles de serotonina: Esta es el neurotransmisor responsable de los sentimientos relajados y de felicidad por lo que al bajar puede conducir a la irritabilidad y los antojos por carbohidratos, esto te puede llevar a un aumento en el consumo de alimentos dulces y panes, pero esto también se convierte en un circulo vicioso ya que el azúcar es como una droga a la cual tu cuerpo se acostumbra, necesitando cada vez más pero también, engordando cada vez más.
  • Tiempo libre: Tu hábito de fumar probablemente consumía una cierta cantidad de tiempo durante tu día ya sea en descansos en el trabajo o al estar manejando, y muchos se quitan esa ansiedad con comida por el simple hecho de querer sentir algo en tus labios.
  • Se desacelera el metabolismo: tu metabolismo puede disminuir hasta por 200 kcal. al dejar de fumar, ¡pero no te espantes! Existen muchas razones aparte por las que el metabolismo disminuye.
  • Mejora tu olfato y el gusto después de eliminar tanto humo: Lo que nos lleva a más antojos.

Sigue estos consejos para reducir al mínimo el hambre y el aumento de peso después de dejar de fumar:

1. Planifica actividades para los momentos en que tengas ganas de fumar un cigarro. Ir a un café, llamar a un amigo, dar un paseo, o leer tu libro favorito.

  1. ¡Haz ejercicio! El ejercicio acelera tu metabolismo ayudándote a quemar calorías y mejorando tu estado de ánimo
  2. Lleva siempre una botella de agua contigo, esto ocupará tus manos, además beber agua sin calorías durante todo el día ayudará a evitar el aumento de peso y además regula el metabolismo.
  3. Lleva bocadillos saludables a donde vayas, puedes colocarlos en bolsitas o en recipientes de plástico midiendo porciones adecuadas. Las moras, las almendras, el queso panela y las barras integrales bajas calorías son buenas opciones para esos ataques de ansiedad.

 

 
herramientas
También te interesa

¿Vives con hambre? Esta es la razón

Despídete de los antojos

La mejor hora para tomar tus vitaminas

Hace una diferencia total

Deja un comentario