¡Amamos las bocas rojas! Aunque sabemos que dar con el tono perfecto y lograr que se quede en los labios (y no en los dientes) parece complicado, pero no lo es. El truco está en seguir estos pasos. 

Pasos a prueba de error: 

  1. EXFOLIA: Úsalo cuando tengas la boca reseca,te ayudará a eliminar células muertas. 
  2. PREPARA: Aplica sobre los labios una base para que el lipstick no se corra y se mantenga en su lugar.
  3. PON LÍMITES: Delínea el contorno de la boca. En la parte superior, comienza por el centro. En la inferior, desde las comisuras hasta el centro.
  4. CORRIGE: Si te saliste de la raya, borra las imperfecciones. Lograrás que el borde quede parejo.
  5. SELLA: Aplica una capa delgada de polvos sueltos para fijar y termina con una capa más de color. 

DALE FORMA

No te recomendamos que te inventes una boca enorme cuando tus labios son delgados. Te verás más extraña que el Joker. Aplica los siguientes consejos para que no te pases:

  • BOCA PEQUEÑA: Usa productos en crema para controlar el nivel de intensidad. 
  • BOCA FINA: Las texturas líquidas son las que mejor te van, pues dan textura y brillo. 
  • BOCA GRANDE: Evita los tonos vino o marrón, pues hacen el efecto boca carnosa más evidente. 
  • BOCA CAÍDA: Aléjate de los brillos y los glosses, usa lipsticks de acabado opaco o mate.
  • BOCA CORAZÓN: Si tus labios son gruesos, resáltalos con un gloss o tinted lip balm. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Beauty Effect (@thebeautyeffect) el

Si crees que… 

    • Es solo para la noche. 
    • No queda en horas de trabajo. 
    • Funciona solo con tonos nude.
    • No es para las morenas.  
    • No le va a las blancas. 

 

 

… Estas equivocada