Además de que la mujer francesa es el símbolo de la mujer con estilo, chic y elegante, ellas son el ejemplo del cuidado de la piel. Siempre se hablan de los «secretos de las francesas»: ¿Cómo logran verse así a cualquier edad ? Siempre se ven naturales y parece que lo hacen sin ningún esfuerzo. Quizá ya traen en su ADN, no solo la satisfacción, sino el hábito de cuidar su piel y de hacer de esto un ritual para disfrutar. Conócela aquí

Con las mujeres francesas, las obsesiones no existen. La belleza es algo que abordan con romanticismo y estilo propio. No buscan la perfección, así como nosotros la tenemos entendida, porque la ven como algo absurdo. Por eso resultan fascinantes y atractivas, nunca se ven perfectas, siempre están un poquito despeinadas, no demasiado maquilladas y lo que usan lo hacen por placer.

Pero no sólo eso, su actitud ante el paso del tiempo, es único. Las francesas lo tienen claro: no pueden detenerlo, pero si disminuir la velocidad a la que pasa y la mejor forma de lograrlo es preparando la piel para que envejezca de manera digna, con rutinas de belleza y cosméticos naturales.

Como amante de las cremas, adoro lo que hacen los franceses. La razón: es la manera en que ven y se acercan a la belleza. Su filosofía es de prevención y cuando se habla de corrección jamás es invasiva o abrasiva.

Su industria de belleza es de las más importantes en el mundo y tienen a la marca #1 de la perfumería en México. La mayoría de sus productos están hechos con aceites esenciales, plantas, aguas termales e ingredientes que vienen de los campos de las provincias francesas, por eso están dentro de mis favoritos.

Pero no sólo eso, las mujeres francesas, tienen otros secretos:

  • Invierten en su piel: empiezan a definir sus hábitos de belleza cerca de los 12 años. Cada persona posee una receta natural para el cuidado de la piel y son conscientes de que deben invertir en ella, así que prefieren gastar su dinero en productos para cuidarla que en maquillaje: la piel es para toda la vida, mientras que el maquillaje sólo es para un día.
  • Son constantes: sus rutinas para el cuidado de la piel y el cuerpo son estrictas, lo que se traduce en tratamientos faciales y masajes regulares. Disfrutan los olores y texturas, por eso el uso de aceites y sueros dentro de su rutina de belleza.
  • Usan ingredientes de origen natural: sustituyen los jabones abrasivos por leches limpiadoras, utilizan tónico que ayuda a nivelar el pH y preparan la piel. Utilizan a aceites hidratantes, ya que creen en su poder para nutrir la piel y en los aromáticos para añadir placer.
  • Cuidan su alimentación: comen muchos antioxidantes como la uva, y no sólo en el vino tinto, para ellas existen alimentos como estos indispensables en su dieta.
  • Hacen ejercicio: no pasan horas en el gimnasio, pero caminar es su rutina favorita y eso ayuda las a mantener su peso y estar más saludables.

LO QUE NO PUEDE FALTAR EN SU RUTINA

– Masajes
No gastan miles de pesos, desde su casa hacen estos ejercicios faciales que ayudan a tonificar la cara. Bastan gestos simples como guiñar los ojos, pronunciar las vocales, masajear los pómulos y la frente para que estos funcionen. Con esto estimulan la circulación de la piel, eliminan toxinas y la preparan para recibir los beneficios de los sueros y otros tratamientos. Mira aquí cómo se hacerte un masaje a la francesa: Masajes a la francesa.

– Cremas humectantes e hidratantes
Además de tomar mucha agua todo el día para hidratarse por dentro, la mujer francesa siempre invertirá en una crema, se fija en los ingredientes activos y buscan productos con formulaciones que vengan de las plantas, flores, frutas, de la naturaleza. Los aceites de lavanda, geranio, romero y rosa sus ingredientes anti-envejecimiento favoritos.

– Agua fría
Para estimular la circulación y devolverle el brillo a la cara y dejarla más fresca y desabotagada.

– Calidad
Le da especial importancia a la calidad de productos que compran para su piel.

Y sobretodo disfrutan de sus rituales de belleza. Es algo que hacen para ellas mismas. Las francesas tienen la firme convicción de que se puede ser hermosa a cualquier edad, no persiguen la juventud. Asumen su años, los disfrutan y les sacan el mejor provecho.

¿Quién no quiere sentirse así?

 

 

PlecaRenergieFrenchLift