Tengo una analogía con el mundo del emprendimiento. Para mi, ser emprendedora es como una montaña rusa, la más divertida de todo Universal Studios; Existe una adrenalina incontrolable que ME ENCANTA. Estoy segura y porque lo he vivido, que en un día laboral, puedes experimentar todos los sentimientos habidos y por haber en cuestión de segundos. 

Hay muchos momentos de éxito, aplausos, reconocimientos, remuneración económica, motivación; pero también hay momentos de  presión, estrés, perder el control, y por otro lado no siempre todo sale como te lo imaginas. 

Es importante saber que si no hay retos en tu negocio, será aburrido y monótono. Para todo crecimiento: personal, espiritual, profesional y económico; estoy segura de que debe de haber ciertas crisis. Los retos son los que  mueven emociones, y como consecuencia nos hacen buscar soluciones impulsándonos a salir de la zona de confort.

Les comparto los siguientes tips, rápidos y concretos que a mi en lo personal me funcionan día a día:

6 tips para sobrevivir el reto de ser emprendedora

  1. Enfócate en lo que si tienes. Muchas veces estamos cegados y vemos solamente lo negativo, lo que nos falta, lo que no nos funciona. Haz una lista de 10 cosas que SI tienes, puede ser desde un recurso digital hasta actitud.
  2. Cambia todos los NO’s por “Si’s”. Pregúntate “¿Para qué estoy pasando por ese reto o crisis en tu negocio?” Te aseguro encontrarás las respuestas.
  3. Busca soluciones con gente a tu alrededor. Estoy SEGURA que existe mucha más gente buena que mala, hay gente experta que te podrá asesorar sin costo.
  4. Date un break haciendo cosas que te permitan oxigenar el cerebro para que puedas poner una solución mucho más clara. Puede ser desde ir a caminar, cocinar, tomar una clase de óleo. Cuando me saturo, dejo mi celular en mi departamento y me salgo a leer a una cafetería por mis rumbos, para mi eso es medicina para el alma.
  5. Aprovecha esos momentos de crisis para replantearte si a lo que te dedicas es lo que realmente te apasiona. Si sí, pon soluciones y si no, busca otro camino. Nunca es tarde para emprender.
  6. “It’s OKAY to not be OKAY.” Todos tenemos etapas y existen ciertos ciclos en la vida. Cuando pasamos por una de estas crisis, hay que vivirla y hasta disfrutarla. En cuanto salgamos de esto, no nos queda más que echarle todas las ganas para seguir con nuestro camino. 
Marisa Chambon, Co-Fundadodora de @queridaagenda y @dulka.eventos