Ahora sí, las tiendas están decoradas con todo y árbol, a donde vayas escucha villancicos y todo el mundo está de mejor humor que de costumbre. Claro, el fin de año también tiene sus efectos secundarios —finales, cierres y la interminable búsqueda por el regalo de navidad perfecto. Además, nunca falta el típico intercambio de amigo secreto organizado al último minuto. Para que no te vuelvas loca pensando qué regalar, te dejamos una lista que te sacará de apuros

 

Calcetines peludos

Con los árboles y villancicos también llega el frío, por eso es importantísimo estar preparadas. Aunque creas que parece un regalo que daría tu abuela, a quien se lo des te lo va a agradecer cuando tenga los pies calientes y bien tapados. Además, no tienes que batallar por encontrar la talla indicada y tener que darle el ticket de regalo para que lo cambie.

 

Bufanda o mascada

Igual que lo calcetines, este regalo es excelente porque no tienes que adivinar ninguna talla. Las bufandas son un accesorio súper versátil que se puede adaptar a cualquier ocasión y look, así complaces hasta a la más exigente.

 

Termo

Traer tu botella de agua desechable es tan 2017 que hoy ya es mal visto en todos lados. Un termo con diseño moderno y cool puede llegar a ser un gran accesorio y definitivo algo que te van a agradecer. Para complementar tu regalo,  llénalo con dulces o chocolates, así no se ve tan simple.

 

Una tarjeta de regalo

Si no tienes la confianza o simplemente te tocó darle a alguien que no conoces, una opción genérica pero muy bien aceptada es una tarjeta de regalo. Te ahorras la incomodidad de adivinar los gustos o la talla de otra persona, pero al menos puedes escoger la tienda o marca que quieres regalarle.

 

Kit de maquillaje

Muchas marcas te echan la mano haciendo kits navideños espectaculares. Una opción increíble son los que tiene L’bel, que tiene un catálogo de cuatro kits navideños que tienen una presentación espectacular, con productos de la mejor calidad y perfectos para cualquier ocasión. Vas a quedar de maravilla y no te tienes que romper la cabeza.