Si escuchas música, es más fácil que agarres un ritmo constante. ¿Sabías que en competencias de deporte está prohibido escucharla? Esto es porque de verdad la música dilata tus vasos sanguíneos, oxigenas mejor y eres constante con el ritmo, por eso hacer ejercicio con ella es más fácil.

Para esta segunda mitad del reto, te dejamos una playlist más larga y mucho más movida. Motívate con las canciones para hacer tu mejor esfuerzo. ¡Cuéntanos qué te pareció!

Acuérdate de compartirnos tus canciones favoritas para que todas las que formamos parte del reto nos divirtamos más. Síguenos en Spotify, nos encuentras como thebeautyeffect