A veces pasa que dejas de vivir, por estar tan ocupada pensando en cómo ser feliz, en cómo tener una vida que te llene y no te detienes a cambiar acciones que tienes en tu día a día que pueden tener un gran impacto en ella, tanto positivo como negativo. 

Todos buscamos la felicidad, sentirnos plenos y tener una vida llena de bienestar y cosas positivas. Tristemente, las cosas no simplemente suceden, tienes que poner tu granito de arena (como en todo) para que tu vida comience a tener eso que buscas y siempre tener en mente, que la felicidad también se trabaja y también es algo que llega, si comienzas a practicar acciones positivas, por más pequeñas que sean. 

Si quieres saber cómo adaptar acciones en tu vida diaria para sentirte y estar más feliz, aquí te contamos todos los detalles. 

Deja de quejarte 

¡PARA! A nadie le gusta estar con una persona que lo único que hace es quejarse de todo lo que tiene. Antes de hablar y decir algo negativo, piénsalo e intenta cambiarlo por algo positivo. Las quejas constantes solo hacen que contamines tu mente de pensamientos que no aportan nada en tu vida, simplemente, te desgastan

Agradece 

Agradece todo, no necesitas que algo especial pase. Agradece el lugar en el que estás, las enseñanzas que estás teniendo, las personas que te rodean en este momento, todo…literalmente. Está practica es llamada: el poder de la gratitud y está comprobado que funciona.  

Ponte primero a ti 

Escúchate, deja de vivir por y para los demás. Ponte en primer lugar a ti, valora lo que quieres, desde metas a largo plazo, hasta un simple plan de fin de semana. Descansa, relájate y date tiempo para disfrutar tu tiempo a solas. Aprovecha para hacer alguna actividad que te guste, desconéctate, respira, disfruta ser tu propia y mejor compañía. 

Se amable 

Se amable con las personas porque si. No necesitas serlo solo para obtener algo a cambio. Es algo muy fácil, sonríele a las personas, ayúdales si necesitan algo, saluda, etc… 

Crea relaciones afectivas positivas 

El tener amigos y relaciones afectivas, no solamente ayudan para tener alguien con quien compartir tu vida, sino también, está comprobado que el tener vínculos que cuidar, aumenta la esperanza a de vida de las personas. La convivencia es algo fundamental en la vida de todos. 

Nombra tres cosas 

Antes de ir a dormir, piensa en tres (o más) cosas, situaciones o personas por las que estuviste agradecido ese día. Y si puedes, anótalo en una libreta, así, harás más consciente todas esas cosas que te hacen feliz y le darás más peso a las cosas positivas en tu vida. 

Haz ejercicio 

Libera dopamina y endorfinas haciendo ejercicio. No hay mejor respuesta que la que te da tu cuerpo cuando haces cualquier tipo de actividad. Además es una de las mejores maneras de liberar la tensión y olvidarte por un rato de tus preocupaciones.