*

  Aaron Morse, no solo era dueño sino que también tenía un sueño. No solo quería cobrar, lo que le importaba era enseñar. Instal...