Desde que comencé este blog y entré en comunicación con todas ustedes, la pregunta más recurrente ha sido: “Eugenia, ¿qué puedo hace...