*


Piel sin manchas

Por Beauty Team
octubre 14, 2017

tipos de manchas, cómo quitarlas

¿Qué son las manchas?

Las manchas son cambios en la coloración de la piel que salen por múltiples factores, aunque principalmente son provocadas por la acción de la radiación solar ultravioleta, que sobre estimula las células productoras de melanina. Algo así como un “sé lo que hiciste el verano pasado” (y el de hace 20 años). Las manchas solares no representan más que un problema estético, sin embargo, pueden aparecer lesiones cancerosas que pueden confundirse con manchas simples. Ten mucho cuidado, para detectarlas a tiempo tienes que revisar una vez al mes todo el cuerpo en busca de alguna mancha que cambie de color, crezca, tenga bordes distintos o cause alguna molestia (irritación, comezón, etc.). Si ves algo así, corre al doctor para que te revise y diagnostique el mejor tratamiento.

Las latinas producimos mucho más melanina que el resto de las mujeres, lo que provoca la hiperpigmetanción y manchas en la piel, más recurrentemente.¿Lunar o mancha? No te confundas, pues no son lo mismo. A diferencia de las manchas, además del cambio de pigmentación por la proliferación de los melanocitos, los lunares pueden tener volumen. Son dos cosas muy diferentes.

La cantidad de sol a la que te expones juega un papel predominante para que las manchas aparezcan o se hagan más evidentes, sin embargo, algunos hábitos que parecen inofensivos pueden ser el origen del problema:

  • Ponerte perfume (o algún otro producto con alcohol) en el cuello.
  • Usar joyería con ciertas coberturas químicas (níquel).
  • Presentar reacción fotosensible a las esencias cítricas de productos tópicos o cosméticos.
  • Depilarte con cera, después de una inflamación es más fácil que te manches.
  • Usar limón como tratamiento de belleza durante el día.

Tipos de manchas

  • Solares: Son producidas por la acción de los rayos UV y exacerbadas por tomar medicamentos que producen fotosensibilidad.
  • Hormonales: Aparecen durante el embarazo (paño). Son de un tono más opaco o amarillento que el resto de la piel. También las provocan algunos anticonceptivos orales.
  • Vasculares: Pueden ser rojizas o púrpura formadas por vasos sanguíneos dilatados.
  • Residuales: Aparecen tras sufrir lesiones con inflamación, en casos de acné o rosaduras.
  • Las manchas hormonales, residuales y solares responden bien a los tratamientos tópicos con cremas despigmentantes, pero no uses cualquiera. Solo un dermatólogo puede definir cuál es el indicado y cuánto debes usar. Así que no te untes lo primero que encuentres, pues hay despigmentantes ilegales como el mercurio- que causan problemas renales o cáncer.

Si quieres borrar alguna mancha, estos son los ingredientes que sí sirven.

Manchas Hormonales

Ácido Ascórbico: Incrementa la calidad de colágeno, lo que mejora la calidad y el tono de la piel. Como es un reconocido antioxidante natural, reduce el daño solar ocasionado por radicales libres. Pero hay que usarlo con cuidado, pues es fotosensible y ¡también pueden ocasionar manchas! Para que funcione, la concentración mínima debe ser del 8%.

Baba de caracol: Aunque suena cero atractiva, es súper efectiva. Su fama se basa en todos sus nutrientes, pues es un compuesto natural rico en elastina, proteínas, sustancias antimicrobianas, péptidos de cobre, ácido hialurónico y ácido glicólico. De ahí que sea un ingrediente clave en productos para despigmentar.

Niacinamida o vitamina B3: Funciona para varias cosas: mejora la elasticidad de la piel, refuerza la barrera natural de protección, reduce la inflamación y, por lo que más la queremos, disminu- ye manchas y previene despigmentaciones futuras.

Manchas Residuales:

Ácido kójico: Es perfecto para problemas de melasma o de coloraciones a niveles profundos, pues disminuye la cantidad de melanina. Funciona mejor cuando se combina con hidroquinona o ácido glicólico. Su acción aclaradora es tan reconocida, que se emplea hasta en pastas dentales.

Uva Ursi: Es el extracto de la baya Gayuba y tiene propiedades antioxidantes, antibacteriales, seboreguladoras y aclarantes, gracias a que contiene dos importantes componentes activos: hidroquinona y arbutina, los cuales son reconocidos por su capacidad de inhibir la producción de melanina.

Ácido glicólico: Considerado como uno de los más efectivos alfa-hidróxiácidos (AHA), este componente penetra con facilidad la piel y ayuda a remover las células hiperpigmentadas. El resultado es un tono uniforme. Si se usa en altas concentraciones, irrita.

Arbutina Naturalmente: está presente en el arándano, la mora azul y algunos hongos, este extracto compite con la tirosinasa, responsable de la producción de melanina. Es efectivo cuando se aplica sobre la piel en concentraciones de 1%.

Retinoide: El retinoide es un compuesto químico derivado de la vitamina A, que tiene beneficios para más de 125 diferentes problemas de la piel, desde acné hasta manchas solares. Las combate porque inhibe la síntesis de melanina, al tiempo que elimina el pigmento ya existente, emparejando el tono ya existente en la piel.

Hidroquinona:  Detiene 90% de la tirosinasa (necesaria para la producción de la melanina). Pero tiene un lado os- curo, en concentraciones superiores al 4% puede causar reacciones negativas que van de las irritaciones, a las erupciones y urticaria.

Luz pulsada intensa (IPL): Se utiliza filtros de luz con longitudes de onda absorbidas por el pigmento que se desea eliminar.
Entre 4 y 5 sesiones de 20 a 30 minutos cada una.
Las manchas pueden irritarse e intensificarse las horas siguientes al tratamiento, por lo que es indispensable la fotoprotección.

Peeling: Se utilizan sustancias químicas activas para desmanchar.
Varía de acuerdo al tipo de sustancia activa que se use, algunas pueden dejarse toda la noche (como mascarilla).
La piel se irrita, hay ardor variable, enrojecimiento y descamación que puede durar varios días, durante los cuales se debe evitar la exposición al sol.

Microdermoabrasión: Se eliminan las capas superficiales de la piel por medio de una exfoliación.
De 1 sesión cada una o dos semanas, de unos 30 minutos.
Ligero enrojecimiento y uso indispensable de bloqueador solar.

Antes de eliminar las manchas, toma en cuenta lo siguiente:

La piel tiene memoria

  • Aunque la piel perdona las quemaduras por sol, no las olvida. Hay daños en capas profundas que tardan años en aparecer (y otros más en desaparecer).

Lento, pero seguro

  • La mayoría de los tratamientos agresivos que desmanchan la piel casi de inmediato, dejan la piel sensible al sol y predispuesta a la aparición de nuevas manchas. ¡Evítalos!

El calor quema

  • Las altas temperaturas dañan, inflaman y ¡hasta manchan la piel! El calor que genera la laptop, el celular o el horno de la casa también te manchan.

Usa FPS

  • ¿Recuerdas lo que te hemos platicado sobre la importancia de prevenir? Ya sea que logres o no desmancharte, evita más cambios en la coloración de la piel. Usa protector diario.

Sé constante

  • Sí es posible deshacerte de las manchas, pero necesitas ser constante (aun cuando ya no sean notorias), pues pueden volver a aparecer.

 
herramientas
También te interesa

Tratamientos anti celulitis

Si ya probaste de todo, estos serán tu salvación

Piel sin gluten

Cómo saber si tienes intolerancia al gluten en la cara

Deja un comentario