*

Viernes 21 de julio del 2017

Cambia tu rutina de baño con bicarbonato

Por ActitudFem.com

Este ingrediente puede hacer toda la diferencia

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más útiles que tenemos en la cocina para aplicar a nuestra rutina de belleza. Lo puedes usar para mejorar casi todos los procesos que realizas en la regadera. Te recomendamos usarlo al menos una vez al mes o cuando sientas que el pelo está perdiendo brillo, la piel se ve un poco opaca, las piernas no son “aptas para falda” o que los dientes se están tornando amarillentos por el café. Por eso, te compartimos una rutina de baño paso por paso.

1.La cara

Este es un tip que ya les habíamos dado hace tiempo. Con las yemas de los dedos mojadas toca el bicarbonato para que se te pegue un poco de polvo y úsalo para gentilmente tallar la cara. Esto te ayuda a exfoliar y retirar las células muertas. No necesitas nada más, no debes dejarlo por mucho tiempo, sólo talla y enjuaga.

El shampoo

Si tienes el pelo muy “mixto”, súper graso de arriba y seco de abajo, te gustará este tip. Para combatir eso combina una cucharada de bicarbonato con la cantidad de shampoo que vas a usar, mezcla con el dedo para formar una pasta y talla con ella muy bien tu cuero cabelludo. Después de esto sentirás el pelo súper limpio, pero vas a necesitar usar acondicionador en las puntas.

3. Axilas

Con los dedos húmedos toma un poco de bicarbonato y úsalo para exfoliar tus axilas, así retirarás las células muertas y manchas superficiales de tu piel. Si eres de piel muy seca puedes aprovechar para mezclar el bicarbonato con un poco de crema para humectar mientras exfolias.

4. Las piernas

Añade aceite de bebé al resto del bicarbonato y usa la pastita que se forma para tallar tus piernas antes y después de rasurarte. Asegúrate de limpiar bien el rastrillo después de cada pasada (o te vas a dejar todos los pelitos). Si te sobra pastita exfolia tus brazos, pecho y espalda.

5. Los dientes

Coloca la pasta sobre el cepillo y toca con ella el bicarbonato para que quede una capa muy delgada de polvo sobre la pasta. Con esto pasa el cepillo de arriba hacia abajo primero por los dientes delanteros y después las muelas. No te recomendamos que hagas esto muy seguido, porque hay dentistas que aseguran que te puedes lastimar los dientes, pero para emergencias funciona a la perfección.

Saliendo del baño usa tu crema de forma normal (especialmente en el rostro) y cepillate el pelo para que notes la diferencia.

 
Tambien te interesa

5 razones para bañarse con agua fría

Aplícalo, es buenísimo para múltiples cosas

La doble limpieza facial

La mejor forma de mantener a la piel 100% limpia.

Deja un comentario