*


7 pasos para una piel perfecta

Por Karla Estrada

Lo que debes hacer para tener una mejor piel.

 

 

Sin duda alguna, tu rutina de belleza diaria es la base fundamental para tener una piel bonita y sana, y verte siempre guapa. Sin embargo, hay muchas cosas más que puedes hacer en el día a día o cada determinado tiempo para que tus cuidados cobren mayor relevancia y se noten en tu cara.

El único secreto para tener una piel increíble es que hay que ser constante y persistente. ¡Una piel bonita y sin arrugas lo vale!

Aquí, los 7 pasos que debes hacer:

Limpiar: Lava tu cara una o dos veces al día. Por la noche, de manera religiosa, y por la mañana no es tan necesario, sólo enjuaga o pasa un algodón con agua micelar.  Hacerlo más veces reseca la piel y genera otros problemas, como irritación o acné. Recuerda evitar productos con ingredientes abrasivos.

Filtro solar: Aplicarte filtro solar es fundamental para protegerte de los rayos UVA y UVB, que te pueden causar daños como quemaduras, cáncer de piel y envejecimiento prematuro. Póntelo en la mañana y renuévalo cada tres o cuatro horas, sobre todo, si estás en la calle. Aunque esté nublado debes usar FPS.

Nutrición: Comer bien y saludablemente es esencial para tener una piel bonita. Cuida que tu dieta diaria incluya frutas, verduras, carnes blancas (de preferencia en vez de rojas) y alimentos ricos en antioxidantes, que te permitirán tener una piel más joven. Evita los azúcares, sobre todo los refinados, porque te envejecen e hinchan la piel. No abuses de los carbohidratos.

Malos hábitos: Dile adiós a los hábitos que te hacen ver mal y te dañan, como fumar o tomar alcohol en exceso o someterte a una gran cantidad de estrés. Este tipo de cosas resecan tu piel, le quitan brillo y te avejentan.

Dormir: Durante la noche la regeneración celular aumenta de manera importante su actividad, por lo que es súper obligatorio que duermas tus ocho horas diarias, o al menos siete. Así permitirás que tu piel descanse y se regenere, lo que se traducirá en una piel sana.

Ejercicio: Aunque te parezca difícil de creer, ejercitar tu cuerpo no sólo te beneficia tu salud, también es una herramienta fundamental para tener una piel linda. El ejercicio provoca todo un proceso de oxigenación en la cara que permite que lleguen los nutrientes a la piel, que se regenere y que adquiera más firmeza.
Así que la próxima vez que hagas ejercicio, no sólo pienses en los kilitos que puedes perder, imagínate lo hermosa que se verá tu piel.

Exfoliación: Exfóliate dos veces a la semana para completar tu ritual de belleza. Con ello, remueves las células muertas de la piel y generas un estímulo regenerativo. Se verá con más brillo.

 

Vas a ver como en 28 días empezarás a notar una gran diferencia.

 

 

 
Tambien te interesa

Por qué agregar vinagre de manzana al baño

Es momento de incluir este ingrediente en tu rutina para mejorar tu estado físico y anímico

Así se vive School Of Beauty

Vive con nosotros este evento dedicado a la belleza

Deja un comentario