*


Duerme con pelo mojado sin maltratarlo

Por Michelle Sendra

Cómo cuidar el pelo

Piénsalo, cuando hablamos de un buen sueño, ¿qué te imaginas? Una pijama deliciosa, sábanas frías y frescas que te reciben con los brazos abiertos, un edredón que deje caer su peso sobre ti pero de una manera confortante, un cuarto completamente a oscuras, aromaterapia e incluso podríamos incluir en nuestra fantasía una melodía en quedito que te fuera arruyando conforme entras en un estado de sueño profundo. Pero,¿sabes que NO entra en esa fantasía? El pelo mojado. Sabemos que hay veces en las que es necesario bañarnos en la noche, y entre el sueño, la flojera y la urgencia por dormir, no nos secamos el pelo. Esto provoca una noche incomoda, una posible gripa al día siguiente y seguramente, un maltrato severo al pelo. ¿Por qué? Te explicamos.

Cuando dormimos con el pelo mojado, lo que causamos es una posible ruptura en el pelo, pasa lo mismo cuando cepillamos muy fuerte o lo amarramos con ligas por mucho tiempo. Esto daña directamente la fibra capilar y el cuero cabelludo, pues la cutícula del pelo (cuando está mojado) aumenta su diámetro, haciendo también que las proteínas que la componen no se compacten y se pierdan. Pero tranquila, esto no quiere decir que tengas que hacer una rutina de secado de pelo a las 11 pm, es por ello, que te damos algunos tips para poder dormir con el pelo mojado, cómoda y sin dañar en lo absoluto tu pelo.

  • Utiliza satín

    Cuando dormimos con el pelo mojado, a veces despertamos con mechones enredados, unos de un lado y otros de otro, y con una forma muy peculiar. Para evitar molestias a la mañana siguiente, te sugerimos ponerle a tu almohada una funda de seda o satín. Esto hará que el pelo pueda moverse con libertad y que las proteínas capilares no se vean afectadas ni comprimidas. Además es buenísimo para la piel, pues no causa arrugas, e incluso ayuda a evitarlas. ¿Qué mejor?

    Funda de satín de Zara Home ,$799.

  • Hazte un chongo

    Cuando pensamos en un chongo, por lo general imaginamos un peinado apretado y con mucha estabilidad. Si quieres dormir con el pelo mojado y completa tranquilidad de que se encuentre a salvo de rupturas o nudos irremediables, tu solución será amarrarlo.

    Tal y como lo oyes, pero OJO. No decimos que lo amarres con una liga como tal, pues esas incluso causan la ruptura que tanto intentamos evitar. Te sugerimos amarrar el pelo en un chongo bajo, y con una dona amplia (de esas que se usaban antes, que no aprietan tanto pero si lo suficiente) con solo 2 vueltas y que lo dejes medio libre. Esto evitará nudos y rupturas y además te dará unas lindas ondas a la mañana siguiente.

    Accesorios para el pelo, H&M.

  • Péinate

    Si no quieres secarte el pelo, pero tampoco quieres tener que peinarte al 100% a la mañana siguiente, este truco es tu solución. Agacha la cabeza con el pelo mojado, y pasa por unos minutos la secadora (esto hará que seque más rápido). Cuando lo tengas HÚMEDO, amarra con unas donas, 4 chonguitos por alrededor de tu cabeza, flojos y sin mucho esfuerzo. O también puedes hacerte una trenza flojita, de forma que a la mañana siguiente tendrás ondas y un peinado perfecto, rápido, sin esfuerzo y habrás matado 2 pájaros de un tiro.  Te recomendamos cepillar tus ondas al día siguiente con un peine de madera con cerdas amplias.

    Ligas, H&M $79.

 
herramientas
También te interesa

¿Cómo lograr el rubio perfecto?

Quita el tono amarillo de tu pelo

Enjuague para cuero cabelludo graso

La mejor receta para solucionarlo

Deja un comentario