*


Un propósito para cada mes

Por Beauty Team

Empieza el año con el pie derecho

mujer fiesta
Cumple tus metas el próximo año

Con cada año nuevo, todas nos ponemos enormes propósitos y metas para tener un año productivo y cada vez mejor. Como todo el mundo sabe, los propósitos no suelen durar más de un par de meses. Esto es porque nos ponemos metas gigantes que acaban por ser demasiado, y por eso las abandonamos.

Probablemente muchas quieran cambiar su estilo de vida a uno más saludable y equilibrado. Este año les proponemos un cambio de método. Como los pequeños retos son más fáciles de cumplir, es mejor hacer un plan con un propósito distinto cada mes. Así, en doce meses pueden transformar su vida a una saludable y balanceada sin que se les caiga su plan en poco tiempo.

¿Cómo hacerle? Ve poco a poco

  • En enero:

Toma mucha agua. Suena muy fácil y puede parecer irrelevante, pero tomar mucha agua es necesario para que tu organismo funcione correctamente. Además, hay estudios que comprueban que tomar mucha agua (dos litros al día) es lo mejor para bajar de peso. Mantiene tu digestión impecable y te ayuda a acelerar el metabolismo. Así que invierte en una botella para llevar tu agua contigo a todas partes.

  • En febrero:

Desayuna. Cuántas veces has escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Esto es porque ingieres la mayoría de la energía que vas a consumir a lo largo del día. Si quieres estar atenta y productiva, necesitas un desayuno completo con fruta y proteínas que te mantengan despierta: nunca te saltes esta comida.

  • En marzo:

Duerme bien. Esto no quiere decir que te quedes en la cama todo el día, pero todos necesitamos dormir de siete a ocho horas diarias. Esto hace que mantengas tu salud, porque permites que tus defensas estén fuertes. Es mejor para tu piel, porque promueves la regeneración celular y es mejor para tu cerebro, porque permite que te concentres más rápido y mejor.

  • En abril:

Escribe un diario. Los diarios los solemos tener catalogados como cursis y de película. Pero son una excelente manera de llevar el registro de tus actividades. Te ayudan a reflexionar para ver en qué puedes mejorar y cuáles son las cosas que más te importan. Procura escribir un poco todos los días, no te toma más de diez minutos y es muy relajante.

  • En mayo:

Sal a caminar media hora diaria. Si no eres la deportista que se la vive en el gimnasio, por lo menos dale movimiento a tus piernas y camina un poco todos los días. Caminar te ayuda a aumentar tu tono muscular y es un excelente ejercicio para quemar calorías, te vas a sentir mucho mejor.

  • En junio:

Come verduras. Las verduras están llenas de fibra, vitaminas y antioxidantes que te ayudan a llevar una dieta sana y balanceada. Trata de incluir todas las verduras que puedas en cada comida del día, te va a ayudar a sentirte más llena y vas a bajar de peso.

  • En julio: 

Muchas veces comemos con los ojos. Trata de servirte porciones de comida pequeñas (excepto con las verduras) y come lo más lento posible. Así vas a saber realmente cuándo ya te llenaste y cuándo ya estás comiendo por comer.

  • En agosto:

Deja la carne. No decimos que te vuelvas vegetariana, pero procura no comer carne por lo menos dos veces por semana. Hay muchos estudios que dicen que dejar de comer carne roja tan seguido puede ayudarte a prevenir enfermedades cardiacas y cáncer.

  • En septiembre:

Encuentra una pareja de ejercicio. Para las que no son constantes, tener una amiga o un amigo con quien hacer deporte es la mejor motivación. Te permite ser más disciplinada porque ya te comprometiste con alguien, además de que es más divertido.

  • En octubre:

Deja alguno de tus vicios, los más típicos son cigarro, café y refrescos. Todos estos destruyen tu piel y no son buenos para la salud. Procura en octubre bajarle al consumo, vas a ver que en poco tiempo los vas a dejar de necesitar.

  • En noviembre:

Disfruta tu comida. Como ya dijimos, el chiste está en comer y masticar muy lento. Tu cerebro tarda 20 minutos en mandar la señal de que ya te llenaste. Si te tardas veinte minutos en comer, vas a consumir menos cantidad y vas a quedar muy satisfecha.

  • En diciembre:

Come cinco veces al día. El mito de que entre menos comas más enflacas ya se desmintió hace mucho tiempo. El chiste es que mantengas a tu metabolismo trabajando. Por eso, debes comer tres comidas fuertes y dos snacks al día. No vas a pasar hambre y vas a bajar de peso más rápido.

 
herramientas
También te interesa

Te urge hacer ejercicio

Cómo ser constante en el ejercicio

¿Exceso de agua?

Las consecuencias de tomar agua de más

Deja un comentario