*


SOUL&BEAUTY: ¿Qué es ser perfecta?

Por Karla Estrada

Me impacta esa obsesión que se convierte en presión permanente e implacable.

que-es-ser-perfecta

Por Gloria Calzada
Tw. @gloriacalzada

“Qué bueno que cuando era chica no había Instagram”, pensé un día que vi a mi sobrina hipnotizada, mirando las cuentas de todas las fabulosas mujeres a las que sigue. Con cejas divinas, miles de zapatos y -aparentemente- vidas perfectas. Ella se imaginaba cómo se vería o sería si… La fantasía a todo lo que da.

La entiendo. Ya me imagino cómo habría sido mi adolescencia con parámetros de “perfección” tan elevados. Resulta imposible no compararnos. Pero cuando somos jóvenes, en plena construcción de nuestra personalidad, influenciables y muy intensas. Es justo cuando carecemos de esos recursos que solo se consiguen con la madurez.

Las mujeres manejamos un montón de inseguridades de las cuales, más o menos, nos vamos liberando hasta los 40, para que ahora vea Instagram, Twitter o Snapchat, elijamos a las Irinas o Kendalls (Entre otras maravillas genéticas) como puntos de comparación estéticos. ¡Qué martirio! Pasa de lo inspiracional a la tortura.

La única manera de tener una vida perfecta es construyéndola

 

De chavita yo siempre soñaba con ser perfecta. No físicamente, con eso estaba conforme. Quería ser perfecta como mujer integral: inteligente, profesional, buena anfitriona, respetada, simpática, preparada, novia ideal… En pocas palabras, la que hace todo bien. Pero lo único que me saqué era caer gorda en todos lados por intensa. (Nota: por el bien de mi reputación debo decir que eso quedó en el pasado).

¿Qué es ser perfecta? ¿Quién lo decide? Da igual, pero yo lo intenté desaforada e infructuosamente con el sufrimiento y desaciertos correspondientes.

Gradualmente llegué a concluir que lo perfecto es una idea subjetiva.

Con el tiempo y los golpes que te da la experiencia, el concepto de perfección dejó de tener un lugar en mi mente. Lo sustituí por algo mucho mejor y real. Con la ayuda de mi coach y coautora Alejandra Llamas, hice una declaración más clara y poderosa, por lo que decidí: “Ser buenísima en todo aquello en que puedo serlo. Potenciar mis talentos y aptitudes. Comprometerme a vivir en evolución consciente y constante. Verme con ojos realistas desde esa perspectiva, crecer, viviendo en alegría, amor y excelencia. Siempre”.

Tener una declaración tan específica y dejar de intentar aquello que no me sale tan bien, fue clave. Me liberé de tremendas autoexigencias, me enfoqué y soy más feliz.

Soy imperfectísima con muy buenas intenciones y eso sí que me parece perfecto.

Ve los tips de Gloria Calzada para sobrellevar la exigencia de perfección en la revista The Beauty Effect de mayo

Portada-TBE-mayo

 
herramientas
También te interesa

Cómo tapar un grano imposible

No sufras más y oculta las imperfecciones

Deja un comentario