Como todas las enfermedades, el cáncer es una condición complicada. Atraparlo a tiempo es básico para poder planear un tratamiento eficiente lo más pronto posible. Pero justo porque es un tema complicado, hay pocas cosas que influyen directamente en su desarrollo y pocos síntomas que permitan detectarlo a tiempo (esto no quiere decir que no se puede detectar).

En el caso específico del cáncer de mama, hay algunas características a las que hay que estar atentas para detectarlo. Platicamos con el Dr. Gerardo Castorena, director del departamento de Oncología del Hospital ABC. Él nos dice que “por lo general el cáncer de mama no da síntomas”. Por eso, la mejor manera de cacharlo es estar previniendo constantemente y haciendo cosas para evitar que se agrave.

¿Cuál es el síntoma más frecuente?

Una bolita en alguna de las mamas. Con el método de la auto exploración, es posible detectar tumores que son hasta menores de un centímetro. Por eso es importante la que lo hagas de manera mensual (entre los primeros cinco días de tu ciclo).

Además, es importante que te hagas una mastografía periódicamente cada año a partir de los cuarenta años de edad. Es otro de los estudios y maneras más eficientes de detectarlo a tiempo.

¿Qué hacer para prevenirlo?

  • Autoexploración
  • Mastografía
  • Examen clínico (con tu ginecólogo)

Estas tres herramientas, dice el Dr. Castorena, son las que te permiten detectarlo a tiempo. Así que, aunque no existen muchos síntomas, es súper importante que tengas esto en mente.

Además, nos contó que hay algunos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer:

  • Dietas ricas en azúcares refinados
  • Alimentos procesados
  • Proteínas y grasas animales en exceso
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol

Aunque estos factores no garantizan que lo vayas a desarrollar, puedes ser precavida y evitarlos. Esto significa que hay pocos síntomas de este cáncer. Pero no te desanimes, la estrategia de todo es detectarlo a tiempo, y ahora ya tienes todos los factores de riesgo y las tres mejores maneras para no dejarlo crecer.