*


Secretos de belleza de Marilyn Monroe

Por Beauty Team

El 7 de abril de 1952, en una entrevista para la revista Life, al periodista se le ocurrió preguntar: “Marilyn, ¿qué vistes cuando te vas a la cama?”. La respuesta que dio la rubia más cotizada de Hollywood, logró que la imaginación de varios hombres volara: “Tan sólo unas gotas de Chanel nº 5”. Por […]

secretos de belleza de Marilyn  Monroe

El 7 de abril de 1952, en una entrevista para la revista Life, al periodista se le ocurrió preguntar: “Marilyn, ¿qué vistes cuando te vas a la cama?”. La respuesta que dio la rubia más cotizada de Hollywood, logró que la imaginación de varios hombres volara: “Tan sólo unas gotas de Chanel nº 5”.

Por muchas otras entrevistas que la diva dio, sabemos que el cuidado que Marilyn le daba al interior de su cuerpo no es para nada recomendado en la actualidad. Su dieta, a base de huevos crudos, leche, helados y filetes con zanahoria crudas, en realidad era una anti-dieta y su rutina de ejercicios tampoco es digna de imitarse. Pero recordemos que Marilyn no quería ser flaca, todo lo contrario, valoraba sus curvas. ¡Era talla 12!
Pero la historia del cuidado que ponía en su cara y maquillaje es una muy diferente. Marilyn conocía sus puntos fuertes y sabía cómo explotarlos al máximo y eso es lo que toda mujer debe de aprender, conocerse y explotar lo mejor de sí misma, Marilyn era la maestra. Aquí algunos de sus secretos:

1. Humectación:
El primer paso en su rutina era humectar su cara con una capa de crema de vaselina. La rubia tenía la idea de que la clave para que un rostro se viera joven estaba en la correcta humectación.

2. Iluminación:
Era maestra por excelencia de las artes de la iluminación, usaba iluminador en el centro de su frente, arriba de los pómulos y en el centro de la nariz.

3. Contorno:
Era consciente de que la forma de corazón que tenía su cara era uno de sus principales atractivos y sabía que marcando las zonas correctas, como el hueso de la mandíbula y los costados de la nariz, podía verse más estilizada frente a la cámara.

4. Blush:
Tener un blush rosado en sus mejillas era parte de lo que ella consideraba “una imagen juvenil”.

5. Ojos:
Siempre aplicaba una sombra blanca en todo el párpado, seguida por una sombra café en el párpado móvil para dar profundidad a la mirada. Otro de sus trucos más bizarros consistía en poner un punto rojo en el lagrimal para que el ojo se viera más blanco.

6. Pestañas postizas:
Para lograr ese efecto “pin-up” que tanto caracterizaban a sus ojos, se enchinaba las pestañas y, posteriormente, colocaba medio set de pestañas postizas desde la mitad del ojo hacia fuera, para dar la sensación de un ojo alargado. Luego aplicaba varias capas de rímel.

7. Labios con volumen:
Los labios carnosos y llenos de color rojo era otro de sus sellos distintivos. Para lograr ese efecto utilizaba un lápiz oscuro y los delineaba por fuera, después rellenaba su boca con varias capas de labial rojo y, por último, ponía un poco de polvo blanco en el centro de su boca para que pareciera de mayor volumen.

Estos consejos que parecen lejanos, siguen siendo vigentes hoy en día. Un iluminador, un lipstick rojo y una pestaña postiza bien puesta puede hacer que te sientas la mujer más sensual. Pero su mejor secreto de belleza era proyectar lo que quería. Marilyn, sin duda alguna, fue bella, pero también tuvo el ingenio y la imaginación de saber crearse y lograr que el mundo la recordará por siempre como el ícono de belleza legendario de todos los tiempos. Hay mucho que aprenderle a Miss Monroe.

 
herramientas
También te interesa

Recetas para regresar a tu tono natural

La forma más fácil de hacerlo

Las cuentas de Instagram que debes seguir

Tus fashion musts en la red social

Deja un comentario