Especial Cancer de mama

recontrucion despues del cancer Por: Abel de la Peña, cirujano plástico

Cuando el cáncer de mama se detecta a tiempo, no solo es más efectivo el tratamiento, las cirugías son menos agresivas y las posibilidades de una buena rehabilitación son mayores.

No solo debido al cáncer de mama muchas mujeres pierden el tejido de sus senos, pero sí es la causa más frecuente.Otros tumores no cancerosos pueden ser los responsables de la pérdida de uno o dos senos.
Pueden ser quistes, fibrosis, fibroadenomas, múltiples papilomas o algunos tipos de hiperplasias.

Lo extraño es, que pese a que el aumento de busto es la segunda cirugía mundialmente más pedida, cuando está el
cáncer de por medio, la operación ya no es tan popular. En países desarrollados se la realizan menos del 30% de las pacientes y en México el número es mucho menor.

<<Esto te interesa: ¿Qué es el cáncer de mama?>>

Tan grave como el tumor, son los mitos que impiden que las sobrevivientes reconstruyan su estado de ánimo ya que una parte fundamental en la autoestima femenina son los senos.

La mayoría de las pacientes se niegan a operarse por culpa de falsas creencias, como:
… “que los implantes provoquen cáncer de mama”.
… “se tenga que retirar o extirpar la mama en todos los casos de cáncer de mama”.
… “sea imposible reconstruir y retirar la mama, al mismo tiempo”.
Todo eso es completamente falso.

POR QUÉ SÍ
Aunque siempre lo más importante es curar la enfermedad, perder uno o ambos senos afecta terriblemente la autoestima y el ánimo, que son vitales para seguir luchando contra el cáncer. Por eso considero que la cirugía conlleva muchos más beneficios para las pacientes, que los netamente estéticos.

BENEFICIOS
• No afecta la capacidad de detectar un nuevo cáncer.
• La mujer deja de sentirse psicológicamente mutilada.
• Se restablece la confianza con su propia persona y frente a los demás.
• Hay una reconciliación con el cuerpo.
• Influye positivamente en la sexualidad.

Esto te interesa: <<¿ A dónde ir?>>

¿DE QUÉ SE TRATA LA RECONSTRUCCIÓN?
La reconstrucción mamaria implica una serie de procedimientos enfocados a restaurar la forma y el contorno del
seno, cuando se retiró el tejido mamario. Si la operación se realiza porque hubo cáncer, puede hacerse durante la cirugía oncológica, incluso si el tratamiento sigue, o después, cuando la enfermedad se haya superado. También es posible realizar la reconstrucción en una o varias etapas.

Por eso, lo ideal es que, después de enterarte que lo padeces o considerar la mastectomía, solicites la valoración del cirujano plástico. Asegúrate que esté certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y pertenezca a la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva para que estés
en manos expertas.

Para obtener el mejor resultado, lo más recomendable es que el cirujano oncológico -quien haga la mastectomía y el cirujano plástico trabajen en equipo, para que juntos puedan encontrar la manera más apropiada para reconstruir el seno.

<<Esto te interesa: Soul & Beauty: La vida después del cáncer>>

¿QUÉ OPCIONES HAY?
Básicamente existen dos tipos de reconstrucción mamaria:

Transferencia de grasa o piel

El relleno se extrae de otras partes del cuerpo, generalmente se saca del abdomen o la espalda. Al tejido extirpado se le llama colgajo y en muy pocas ocasiones se saca de las nalgas lo muslos. Tras la operación se requieren de 1 a 6 noches de hospitalización y no se recomienda que la paciente haga esfuerzos, al menos, en 6 semanas.

Con implante
Se trata de la opción más solicitada. Se ocupan prótesis -que pueden ser de silicona o solución salina-, en cualquiera de los casos, la operación es más sencilla y necesita un tiempo de recuperación menor. De hecho, se puede regresar a las actividades de forma parcial a las 2 o 3 semanas y de forma total unos 2 meses después. Ojo, para que el resultado quede bien, en la mastectomía se debe conservar suficiente piel y tejido muscular que permita cubrir el implante.
Si, por sí solas, ninguna de las opciones promete dar un buen resultado, también se pueden combinar.
En cualquier situación, se toman en cuenta las características y expectativas de la paciente, la cantidad de tejido
disponible y el tratamiento oncológico, para poder elegir el método más adecuado.

¿FUNCIONA EN TODAS?
Por lo general, siempre es posible realizar alguna modalidad de reconstrucción mamaria, sin embargo, las candidatas
ideales son mujeres que no tengan exceso de peso.
Quienes podrían tener acceso restringido a este procedimiento son las fumadoras o las que tienen padecimientos
circulatorios, enfermedades cardiovasculares, diabetes y autoinmunes (como la artritis reumatoide). El problema
es que estos males interfieren la cicatrización y favorecen las infecciones.

En el caso de quienes reciben radioterapia y, por ello,tengan muy dañados (inflamados) los tejidos o sea muy
reciente, vale la pena esperar a que se recuperen.

<<Esto te interesa: ¡Tócate!>>

¿PARA TODA LA VIDA?
Quizá. La cirugía se planea para que ambos senos sean lo más parecidos posible y no se necesite ningún tratamiento
adicional, pero cabe la posibilidad de que, con el paso del tiempo, uno sufra cambios (el que no fue removido) y se
necesiten ajustes posteriores para lograr la simetría. Claro, si es que la paciente lo desea.

Otro retoque posible es la repigmentación del pezón y la areola, si estos fueron retirados como parte del procedimiento oncológico. Esto implica un tatuaje y, por lo tanto, necesitará un arreglo con el paso del tiempo.

RIESGOS POSIBLES
Como en cualquier otra cirugía puede presentarse una infección, sangrado o mala cicatrización. El peor escenario
sería la pérdida del implante o del tejido utilizado, que implicaría regresar a la situación preoperatoria. Si fuera así, habría que planear otra reconstrucción.

¿CUÁNTO CUESTA?
Afortunadamente, la mayor parte de los seguros cubren estas cirugías, por lo que dependerá del tipo de póliza contratada y del hospital en el que seas atendida.

Especial cancer de mama