Razones-para-comer-probioticosSi la palabra probiótico te hace pensar en buena digestión y vientre plano, ya comprobaste sus beneficios. Pero hay más razones para consumirlos.

¿Qué son los probióticos? son microorganismos vivimos que permanecen activos en el intestino y tienen importantes efectos fisiológicos. Una de sus principales funciones es protegerte del mundo exterior, porque forman una capa protectora a través de todo el tacto intestinal que ayuda a impedir que ingresen virus, hongos, bacterias y toxinas a tu sangre. Además ayudan a digerir mejor los alimentos que consumes en tu dieta.

No te asustes, pero dentro del cuerpo hay más bacterias que células. Se calcula que son cien trillones, entre beneficios y dañinas, ¡como 2 kilos! Sería increíble que el balance llegara a 80% de buenas, contra 20% de malas, pero hay muchos factores que afectan la salud de la flora intestinal.

Los enemigos de los próbioticos las bacterias buenas son:

  • Tomar agua clorada
  • Consumir alimentos muy procesados
  • Vivir en estrés
  • Tomar antibióticos
  • Fumar
  • Tomar alcohol
  • Tomar anticonceptivos

Si te has malpasado con algunos puntos de la lista anterior, puede que sufras: acné, indigestión, distensión en el abdomen, gases, gastritis, diarrea o estreñimiento, alergias o sensibilidad a los alimentos, dermatitis infecciones frecuentes, cansancio crónico, mal aliento, dolores de cabeza, depresión, ansiedad, dificultad para bajar de peso, inflamación, reflujo y acidez.

Si aplicas a varios de los anteriores te decimos que esto puede cambiar.
No hay razón para seguir inflamada y malhumorada todo el tiempo. Tu salud puede cambiar a partir de lo que comes. Tómalos diariamente para sentir los beneficios de los probióticos:

Mejoran tu estado de ánimo

  • Se ha comprobado que la salud intestinal tiene relación directa con el estado de ánimo. Suena como algo complicado, pero la razón es súper sencilla: en el intestino se crea el 90% de serotonina que es la hormona de la felicidad.

Protegen el cuerpo

  • Al evitar el crecimiento de microorganismos patógenos (elementos nocivos capaces de dañar o desencadenar una enfermedad), mejoran tu sistema de defensas.

Mejoran la digestión

  • Al fermentar los compuestos nutricionales de difícil digestión, como lo es la fibra alimentaria.

Hacen que aproveches la comida

  • Pues participan en la síntesis de vitaminas y aminoácidos esenciales.

Si quieres barriga sana y corazón contento, tienes que comer probióticos. Como hay una enorme variedad y cada una tiene beneficios específicos, lo mejor que puedes hacer es probar más alimentos fermentados, como chucrut, kéfir, kombucha o yogurt. Sobre este último, lee bien la etiqueta para que realmente contenga probióticos y no solo azúcar.
El mejor momento para comerlos es cuando tu estomago está vacío, 20 minutos antes del desayuno.